El bloque del Barcelona se teme la de Mourinho

Mundial 2010 | España | Grupo H

El bloque del Barcelona se teme la de Mourinho

El bloque del Barcelona se teme la de Mourinho

chema díaz

"A España le juegan como el Inter le jugó al Barça"

España jugó contra Suiza con cinco jugadores del Barcelona: Puyol, Piqué, Xavi, Iniesta y Busquets. Todos coincidieron tras el partido en que el sistema empleado por el rival lo han sufrido "muchas otras veces". "Poner a ocho, nueve o diez jugadores tras el balón es algo que no nos pilla por sorpresa", dijo Xavi Hernández. "Quizás el Inter de Mourinho fue el que dio más qué hablar, pero ha habido muchos otros equipos de la Liga que han ido al Camp Nou a hacer lo mismo. Lo que pasa es que se ha hablado menos, porque tarde o temprano encontrábamos la forma de romper esas dos líneas defensivas y de hacer el primer gol, que es lo más complicado. Pocos equipos tienen la suerte de resistir así hasta el final. Suiza lo ha logrado, pero el Inter cayó en nuestro estadio, aunque superó la eliminatoria", recordó.

Para Iniesta, "jugar contra un equipo así te obliga a mover el balón con mucha velocidad y, a la vez, con precisión. Según pasan los minutos, el que defiende se va haciendo más fuerte y el que ataca se va desgastando. El problema es romper la doble barrera y hacer un gol. Cuando esto pasa luego el muro suele caer como un castillo de naipes. A veces, las menos, no hay forma de tirarlo", explicó el manchego.

Todos coincidieron en que "por un partido no se puede poner en duda la validez de una fórmula que ha dado éxitos tanto al Barcelona como a la Selección". "La próxima vez habrá más suerte", dijo Xavi.

Busquets lo compara con USA

Busquets fue el único jugador culé que, además de comparar a la Suiza de Hitzfeld con el Inter de Mourinho, quiso puntualizar que "también Estados Unidos nos jugó de forma similar en el partido que nos ganó en la Copa Confederaciones. Puede que el Inter hiciera una defensa más férrea, pero también Estados Unidos en la Confecup y Suiza en el Mundial acumularon diez jugadores por detrás del balón en busca de una contra, de un gol a balón parado o de un rechace. Lo normal es que acaben perdiendo, pero...".