Tres periodistas son atracados en su hotel en Magaliesburg mientras dormían

Mundial Sudáfrica 2010 | Portugal

Tres periodistas son atracados en su hotel en Magaliesburg mientras dormían

Tres periodistas son atracados en su hotel en Magaliesburg mientras dormían

Morenatti (AS)

Uno de los enviados especiales fue amordazado y amenazado con una pistola sobre su cabeza. Según ha anunciado la televisión portuguesa, uno de los asaltantes ya ha sido detenido y se ha recuperado parte del material robado.

La pasada madrugada tres periodistas deportivos, dos portugueses y un español, han sido robados a punta de pistola por unos desconocidos en sus respectivas habitaciones de su hotel albergue en Magaliesburg, una localidad que se encuentra a unos 120 kilómetros de Johannesburgo.

Uno de los tres enviados especiales al Mundial de 2010 , que trabaja para el diario O'Jogo y sigue a la selección de Portugal, fue amordazado con mantas y sábanas por tres individuos, y amenazado con una pistola sobre su cabeza, mientras el resto de la banda robaba todas sus pertenencias.

Hacia las cuatro y media de la madrugada un grupo de asaltantes entraron en tres habitaciones del albergue y sustrajeron todas las pertenencias que encontraron en las habitaciones de los enviados especiales del diario O'Jogo, el semanario Expresso y el español Marca. Un ruido despertó a Antonio Simoes, fotógrafo de O'Jogo, que fue reducido y amordazado mientras le robaban todas sus pertenencias. "¡Sleep, sleep!, le ordenaron los delincuentes. A los otros dos enviados especiales les quitaron todo cuando dormían.

En total, se calcula que los ladrones se han llevado unos 80 kilos de material, además de ropa y todo tipo de pertenencias personales. Los enviados especiales se han quedado únicamente con lo puesto.

Los cuerpos especiales de la policía sudafricana ya han iniciado una redada y rastrean la zona en busca de huellas y pistas que puedan servir para dar con los atracadores. Según las primeras informaciones, éstos entraron al complejo, situado a unos 1.800 metros desde la montaña, por la parte trasera del complejo. Y parece que el trabajo policial ha comenzado a dar frutos. Según ha informado la televisión portuguesa, uno de los individuos que perpetró el asalto ya ha sido detenido y se ha recuperado parte del material robado.

Magaliesburg es una localidad que se encuentra a unos 120 kilómetros de Johannesburgo, la ciudad más grande, poblada y rica del país africano, y a unos quince kilómetros del lugar de concentración de la selección portuguesa.

La seguridad sigue siendo uno de los grandes retos del país africano, en el que todos los enviados especiales han sido convenientemente aconsejados para evitar actos vandálicos. Normas tales como evitar ir solo de noche o salir de las instalaciones hotelarias. Una sensación de inseguridad que se acrecienta lejos de las grandes ciudades.

La selección portuguesa disputó anoche su último encuentro amistoso contra Mozambique, en el que se impuso por tres goles a cero en el feliz regreso del madridista Pepe a los terrenos de juego y en el que Cristiano Ronaldo, que se recupera de sus molestias, actuó en la segunda mitad del choque.