"No creo en milagros, no vine en platillo volante"

Gorosito

"No creo en milagros, no vine en platillo volante"

"No creo en milagros, no vine en platillo volante"

Dice Néstor Gorosito, el entrenador que ha hechizado Jerez, que no cree en milagros. Pero promesas sí ha hecho. Las cuenta en esta entrevista a AS un par de días antes de dirigir el partido más importante de su vida. Hierve la ciudad, el vestuario. Se cocina un milagro.

¿Cómo viven esta semana increíble en el vestuario?

Tenemos muchas expectativas. Para nosotros, Chicago, Argentinos Juniors y éste han sido los mejores vestuarios que hemos tenido. La verdad es que es un mérito enorme cómo los muchachos más grandes llevan a los más jóvenes; Moreno, Viqueira, Chema... Son gente muy positiva que quieren mucho al club y que están muy identificados con él. Sin ellos, habría sido imposible llegar hasta aquí.

¿Teme la decepción si no se salvan al final?

En la cabeza de uno no está el día después con una derrota, sino el día después con una victoria. Y eso con el mayor de los respetos, porque jugamos contra un equipo que ha sido muy regular durante la temporada. Tiene los mismos goles en contra en la primera vuelta que en la segunda.

¿Cuál ha sido su fórmula para mantener la fe?

El trabajo y la competencia interna. Lo más importante para mí es que el rendimiento individual potencie lo colectivo.

¿Ha hablado con el vestuario para que se abstraiga de lo que pase en otros campos?

Van a estar muy a lo suyo. El día del Zaragoza era más complicado que se dieran los resultados. Ahora solamente es uno el que se tiene que dar. Tiene que estar uno entregado a cada pelota, no al resultado final.

¿Da por hecho que el Barcelona y el Real Madrid ganan?

Ya sabemos que el Real Madrid perdió dos campeonatos con el Tenerife. Todo puede pasar porque esto es fútbol.

¿Qué porcentaje de salvarse tienen si ganan?

No hay uno lógico, nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo sin fijarnos en lo que hagan lo demás. Tenemos un problema muy importante que es el Osasuna, que ha ganado los tres partidos que ha jugado contra el Xerez, en diferentes situaciones, y hoy nos agarra mucho mejor preparados que todos esos partidos, donde nos jugamos el prestigio y la temporada.

¿Le va a rezar a alguien?

Sí porque soy creyente, pero no creo en los milagros. Nadie de los que está aquí vino en un plato volante. Sí creo en que hay algo superior que nos da fuerzas. Pero esto no es un milagro, hay trabajo detrás.

¿Alguna promesa si se salva el Xerez?

Se la hice al Prendimiento y al Soberano Poder, y si lo logramos lo cumpliré en la próxima Semana Santa. Con el Prendi haré todo el recorrido desde que sale de su iglesia hasta la Catedral, y con el Soberano que voy a cargar cuando esté en frente de Chapín.

Lo hará con Esteban Vigo...

Esa foto sería preciosa.

¿Cree que Osasuna estará primado?

No sabría decir. Yo confío siempre a muerte en el jugador de fútbol. Estoy convencido de que el futbolista es muy noble y que hará lo imposible para ganar. Yo no veo mal que se incentive para ganar.

¿Es consciente de que si se salvan será una de las mayores gestas en la historia de la Liga española?

De momento, me quedo con que se hizo una segunda vuelta muy buena, con 25 puntos estaríamos en la octava o novena posición. Hay sólo cuatro equipos que hicieron más goles que nosotros.

Su secreto ha sido...

Sentimos como jugadores, pero pensamos y actuamos como entrenadores. Sentimos lo mismo que ellos cuando se queda un fuera, tratamos de tratarlos a todos de la misma forma. Ni les mentimos ni les traicionamos.

Mendoza le comparó con Esteban, dice que los dos son muy buenas personas.

Pues es el orgullo mayor que puede tener un entrenador. La mejor propaganda es que un jugador hable bien de ti. Eliseu y Colsa, que no nos conocen, también lo hicieron. Es lo mejor que nos puede pasar.

¿Cuál es su sensación para el partido del domingo?

Las mejores. Camacho va a pensar que va a ganar, pero nosotros vinimos nadando con dos escarbadientes (palillos) desde Argentina. Y tenemos confianza en el plantel.

¿Se imagina cómo estará Jerez si les reciben de nuevo como equipo de Primera?

Dios quiera que sí. Trato de no soñar demasiado para que después los golpes no sean tan fuertes.

¿Como entrenador puede ser su día más emocionante?

Sí, y más en la situación en que estamos. Una cosa es pelear para salir campeón y otra hacerlo para no descender, y más en la situación en que está el club.

¿Su continuidad depende de la permanencia?

No sólo eso, más de la seriedad con la que se hagan las cosas, que hoy no existe. Estamos como llegamos.

Federico Souza dice que usted está con él...

Tengo buena relación, pero él tiene que dejar claro la situación de la gente que está en el club. También es muy incómodo para Monterrubio, Poyatos y Rondán trabajar en esta dinámica. Federico tiene que ir preguntando ya cuánto hay que darles y se terminó. Porque así no se puede, no se hablan entre ellos, que son los que conducen el club.

Se dio un plazo de diez días, que ya ha acabado...

Le dije a Adrián Castellanos (su representante) que no me comentase nada hasta que no terminase el partido de Osasuna. Le tengo un agradecimiento infinito a la gente de Jerez por su respeto y cariño. Agradecido hasta por la sevillana que me sacaron. Pero sería una irrespetuosidad de parte mío quedarme si las cosas siguen estando mal. Es una cuestión de dignidad y de respeto a la afición. No voy a pedir a Messi ni a Ronaldo, pero quiero elegir los jugadores. Así, si me echan en la quinta jornada me podré irme con la cabeza alta.

Ya sólo queda desearle suerte. Se la han trabajado.

Ojalá la haya.