Ir al Bernabéu bien vale una remontada épica

Barcelona - Inter | Champions League

Ir al Bernabéu bien vale una remontada épica

Ir al Bernabéu bien vale una remontada épica

enric fontcuberta

El Camp Nou reventará para superar el 3-1 del Inter de la ida

Madrid. Siempre Madrid. Nadie sabe cómo ni por qué, pero la capital siempre acaba saliendo en todas las conversaciones azulgrana. Pese a que ni Real ni Atlético andan con vida en la máxima competición europea (sí los rojiblancos en la Europa League ), los hinchas del Barça están locos por pasar de ronda para estar el 22 de mayo en el Bernabéu, escenario de la final de la Champions .

Para comprar los billetes de AVE o del Puente Aéreo, deben darse varias premisas. La vital y necesaria: remontar el 3-1 de la ida de la semana pasada en el Meazza, tan doloroso como irritante para los agotados hinchas culés, tras más de medio día sobre un autocar.

Pero hay más trampas, entre ellas, la ansiedad generada desde la noche que el árbitro portugués Benquerença señalizó el final del partido. Comenzó entonces una batalla psicológica llena de rabia (Mourinho, Piqué, Moratti, Laporta ...) que hoy puede acabar de reventar. Muchos quieren que el Barça le ponga la gasolina a su habitual juego (el césped estará rasurado y muy bien regado), pero pocos piensan que el portugués tiene la cerilla lista para prender la mecha: él también arde en deseos de estar en el coliseo de La Castellana.

El Inter llega como un tiro al tramo final de curso. No pierde un partido desde hace un mes (27 de marzo ante el Roma, su gran rival por el Scudetto) y pudo encadenar siete triunfos (los cuatro últimos seguidos) y un empate (ante la Fiorentina); al Barça, encasquillado en sus tres últimos compromisos (una victoria, un empate, una derrota), le basta con repetir el resultado que se dio en Barcelona en la fase de grupos (2-0) para lograr el pase a la final.

Finalmente sí podrá estar Sneijder en el Inter, milagrosamente recuperado. El holandés partirá junto con el añorado Etoo (2 goles en Champions), Diego Milito (4) y Pandev (aún no se estrenó). El cuarteto será la amenaza cuando ataquen. Mourinho tiene previsto repetir el equipo de la semana pasada, mientras que Pep moverá ficha atrás, al estar Puyol sancionado (jugará el menor de los Milito, Gabi): el resto, será el equipo que todos los culés ya conocen de memoria, con el que desean ir a Madrid, al Bernabéu, que bien vale una remontada épica, claro.