"No le dije ni a mi mujer que jugaría aquel partido"

Champions League | Barcelona

"No le dije ni a mi mujer que jugaría aquel partido"

"No le dije ni a mi mujer que jugaría aquel partido"

Pichi, 'Tente' y Dani recuerdan las remontadas europeas

A este Barça sólo le queda por conseguir una gran remontada". La frase es de Laporta, que posiblemente estuvo presente en los tres grandes revolcones conseguidos in extremis ante rivales europeos en los últimos años. En el curso 78-79 fue el Anderlecht el que se vio superado, con un Barça herido en el orgullo tras el partido de Bruselas (3-0 en la ida) y con un Camp Nou repleto. "Dijo su entrenador (Goethals) que deberíamos salir drogados para ganarles, pero los tumbamos. La gente presionó sin piedad", recordó Tente Sánchez, fijo en aquellas alineaciones del Barça.

La otra gran remontada, la más recordada, fue la conseguida ante el Goteborg. Eran semifinales de la Copa de Europa, cuyo último partido sería en Sevilla (perdieron ante el Steaua). "Venables me comentó dos días antes del partido que iba a jugar (Archibald estaba lesionado), pero a su vez me advirtió que si decía algo, me quedaba en la grada. Calle, hasta el punto que no se lo dije ni a mi mujer", recordó ayer Pichi Alonso a AS. "El club no tenía ninguna Copa de Europa, peleamos como nunca, muy arropados desde la grada, y tuve la suerte de poder hacer los tres goles ante un equipo que podría haber sido campeón en el Pizjuán".

El Chelsea. Aún no en manos de Abramovich, cayó en cuartos de final de la Champions. 3-1 en Londres para voltear con un contundente 5-1. "¡Qué manera de disfrutar!", exclamó ayer Dani García Lara. "Sabíamos que pasaríamos y supimos jugar muy bien con los tiempos del partido. Fue memorable poder conseguir un gol en aquel partido".