Temas del día

Valdés espera el Mundial en su etapa más dulce

Liga BBVA | Debate en la portería de la selección

Valdés espera el Mundial en su etapa más dulce

Valdés espera el Mundial en su etapa más dulce

En Liga encajó 19 goles y 17 veces se fue imbatido

Vive un momento tan dulce y anda tan suelto de confianza que, cuando un futbolista rival se planta cara a cara ante él, el aficionado del Barça respira tranquilo y piensa: "No pasa nada, está Valdés". 19 goles encajados en todo el campeonato (más siete en Champions) son el bagaje del catalán hasta el momento, siendo una de las piezas básicas del equipo de Guardiola. Dejó 17 veces la portería a cero (27 en todas las competiciones disputadas) y su sueño de poder entrar en los planes de Vicente del Bosque sigue latente. De hecho, ha asegurado a su círculo más íntimo que él "no puede hacer nada más que no sea esperar".

Su actuación del pasado sábado fue determinante. Los arreones de genio del Madrid en la segunda parte siempre se encontraron con el mismo muro: Valdés. Los remates de Cristiano (un par de veces), Marcelo o Van der Vaart fueron sujetos o rechazados por el sensacional portero catalán, que no cometió ni un solo error en todo el encuentro.

Titular indiscutible (sólo se perdió cuatro partidos de Copa, competición en la que actúa Pinto), Valdés lo ha jugado todo, estando presente en los 25 triunfos del líder - cinco empates y la única derrota, cosechada ante el Atlético de Madrid en el Calderón (2-1)-. Le hicieron tres goles de cabeza, uno de falta directa y sólo encajó una pena máxima (la única que le pitaron en contra a los culés hasta el momento), sumando, eso sí, 74 paradas de mérito, muchas imprescindibles para poder mantener a su equipo en lo más alto de la clasificación.

Padre de un niño (llamado Dylan), Valdés forma parte de la nómina de capitanes del equipo (con Puyol, Xavi e Iniesta) y se siente con voz y voto en el vestuario.

Competitivo por un puesto, Unzué (entrenador de porteros) sólo tiene buenas palabras para el meta, que con el tiempo ganó en confianza y la supo transmitir a los aficionados azulgrana.