Kresic está caducado y el club busca su relevo

Liga Adelante | Las Palmas

Kresic está caducado y el club busca su relevo

Kresic está caducado y el club busca su relevo

carlos díaz-recio

No hay marcha atrás, salvo un milagro que nadie espera. El banquillo de la Unión Deportiva registrará cambios por la crisis de resultados que amenaza con dar con los huesos del equipo en Segunda B. La inercia actual llama al caos y requiere cirugía inmediata.

El tiempo de Kresic en la Unión Deportiva ya pasó. Y aunque el pronunciamiento oficial es que el domingo estará al frente del equipo ante el Real Unión y que agotará su contrato, que expira en junio, lo cierto es que nada le garantiza al técnico el cumplimiento de estas premisas. Miguel Ángel Ramírez entiende que la única manera de proporcionar un mínimo de estabilidad al equipo pasa en estos momentos por ratificar a Kresic, pero es más un gesto postizo que decidido. El presidente, al igual que Óscar Arias y el resto de consejeros, asume que con la coyuntura actual es casi imposible que el preparador croata finalice el curso. Las últimas derrotas encadenadas frente a Albacete, Cartagena y Rayo Vallecano han terminado por dilapidar su crédito en un proyecto convertido en fiasco. Y en la entidad saben que la toma de decisiones es ya inevitable.

En caso de alargar una semana más su estancia en el banquillo, todo lo que no fuese ganar al Real Unión implicaría su salida inmediata y, aún con un triunfo, volvería a pasar reválida siete días después en Castellón. Es una situación terminal y que, si continúa dilatándose, amenaza con cerrar cualquier margen de maniobra para evitar el derrumbe que supondría bajar a Segunda B.

Kresic aparenta una entereza que, en realidad, es ficticia. En sus últimas apariciones ante la Prensa ha evidenciado que las críticas y las censuras a su labor le están afectando. Sin ir más lejos, en Vallecas, y de manera sorpresiva, sacó a relucir un pequeño incidente con un periodista acaecido hace una década para ilustrar su opinión de los medios de comunicación, sobre los que dijo "no se puede esperar objetividad de algunos".

El presidente desearía una salida pactada y cordial de Kresic, con el que tiene una relación personal inmejorable. Pero los resultados mandan. Y los resultados son nefastos.

Mendilibar y Amaral, dos opciones de futuro

A falta de alicatar una permanencia más en entredicho que nunca, el futuro pasa por incorporar a un técnico con experiencia, manual de trabajo consolidado y con acreditada valía. Y hay dos nombres que están colocados en un lugar privilegiado de la parrilla de salida: Jose Luis Mendilibar y David Amaral. El primero, al que siempre acompaña en sus aventuras profesionales el preparador físico grancanario Toni Ruiz, goza de un enorme prestigio tras su destacada labor en equipos humildes como el Lanzarote, Éibar (relanzando a David Silva) o Valladolid (con ascenso a Primera). Se especula con que podría tener algo atado con algún equipo de la máxima categoría (Mallorca) aunque es intención sondearle por si le atrae el proyecto de devolver a Las Palmas a Primera. Debería rebajar su caché económico. Amaral ya es conocido en el club y gusta a Ramírez por su seriedad y honradez.