El Madrid más rematador frente al Barça más certero

r. madrid - barcelona | el clásico en cifras

El Madrid más rematador frente al Barça más certero

El Madrid más rematador frente al Barça más certero

Diario AS

Este fin de semana el clásico nos regalará el enfrentamiento más atractivo de la historia de la Liga si atendemos a las estadísticas que ofrecen ambos conjuntos. El Madrid, el equipo que más remata del campeonato, frente al Barça más eficaz.

Después de varios partidos del siglo decepcionantes y tanta expectativa incumplida cuando se retan los dos gigantes, este próximo sábado el estadio Santiago Bernabéu se dispone a medir a los que han demostrado ser los dos mejores equipos en los 81 años de vida del Campeonato Nacional de Liga. Y eso es mucho decir.

El final de la temporada 1960/61 encumbró al que hasta este domingo presumía de ser el mejor equipo del torneo doméstico. El Real Madrid ganó su séptimo título liguero en el mes de marzo de aquel año -jornada 25- estableciendo un sinfín de récords. De 30 partidos jugados gana 24, supera el récord de puntos -52 sobre 60 posibles- con 89 goles a favor en 28 partidos y Ferenc Puskas como Pichichi (28 dianas). Como broche a tan espectaculares registros ese Madrid obtuvo el trofeo de la Liga en propiedad.

El cartel para este sábado del Real Madrid-Barcelona en el Bernabéu bien podría rotularse "Messi contra Higuaín y Cristiano". Como apuntaba ayer la crónica sobre el Racing-R. Madrid, el portugués y el Pipita "lo son todo" para los blancos, el pan y la sal; "una combinación letal en la que se resume todo lo que es este equipo. Juego directo y pegada excepcional. Ellos son el Madrid".

El Barça, un gran cuerpo en su conjunto, tiene el corazón de Messi. Sí, respira por muchos poros el plantel de Guardiola y alimenta su cerebro desde una línea medular excepcional, pero el órgano básico que bombea sangre es Messi.

Las estadísticas asustan. La Pulga es el actual Pichichi de la Liga (26 goles), pero Higuaín está a sólo dos tantos. Cristiano suma 18, pero lo compensa siendo el mayor rematador del campeonato con 152 lanzamientos, seguido de los 124 de Messi. El portugués realiza un disparo cada 12,09 minutos, y Leo remata cada 18,23.

Pero frente a los dos estandartes del orbe futbolístico se revela Higuaín, cuyo carta de presentación en este duelo es simplemente incomparable: suma 24 goles, pero con un promedio brillante: celebra un tanto cada 73 minutos (por los 87 que necesita Messi o los 102 de Ronaldo), y necesita menos de tres remates (2,75) para lograrlo -Messi promedia un gol cada 4,7 disparos y Cristiano cada 8,4-.

Que el argentino es el alma de este Barça no lo justifican sólo sus goles, sino también las asistencias: ha servido un total de 54 a sus compañeros, de las que 9 terminaron en la red. Esto supone que Messi ha participado en el 34 por ciento de los goles culés.

Los dos equipos más poderosos del campeonato demuestran un caudal ofensivo espectacular. El Madrid es el equipo que más remata: acumula 620 lanzamientos sobre la portería del rival (uno cada 20 minutos), bastante más que un Barcelona (471) que apuesta por elaborar más la jugada, sin bien los de Guardiola disparan con mayor frecuencia (cada 15 minutos). Esto significa que el Madrid consigue un gol de cada siete disparos, mientras que el Barça marca cada seis.

Quizá sorprenda que ni uno ni otro sean los que más balones centran sobre el área rival -apartado que lidera claramente el Sevilla), pero sí son sus respectivos cerebros los pasadores más fiables de la Liga: Xavi Hernández (2025) y Xabi Alonso (1674) son los que más pases buenos han dado en el campeonato, en una clasificación en la que figuran hasta nueve jugadores de ambos equipos entre los diez primeros (a los Xavis se añaden Alves, Busquets, Ramos, Puyol, Iniesta, Piqué y Marcelo).

Con estos números parece evidente que los ataques serán los protagonistas de un clásico en el que las intervenciones de los porteros pueden ser escasas pero determinantes. Al menos es lo que dicen las estadísticas. Ni Casillas ni Valdés figuran entre los guardametas con más trabajo de la Liga, pero el del Madrid se ve obligado a actuar más que el azulgrana: Iker ha tenido que intervenir en 182 ocasiones (una vez cada 15 minutos) por las 134 del Zamora (una acción cada 21 minutos).

Ahora, casi medio siglo después, Real Madrid y Barcelona están en condiciones de dinamitar los números del mítico Madrid del 61. Dispuestos a ello estos dos trasatlánticos desembarcan en el clásico con una bagaje demoledor en forma de estadísticas; sus cifras de goles y goleadores, sus porcentajes de remates y asistencias, y el platel de estrellas que colocarán sobre el césped, hablan de un poderío ofensivo al alcance de muy pocos elegidos por la historia del fútbol mundial.