Iniesta y Navas, los últimos en lesionarse

Selección | Camino de Suráfrica

Iniesta y Navas, los últimos en lesionarse

Iniesta y Navas, los últimos en lesionarse

helios de la rubia

España acusó en la Copa Confederaciones las bajas de Iniesta y de Silva, que viajó pero apenas pudo jugar. A dos meses y medio del Mundial, casi todos los internacionales han tenido ya algún percance físico. La gran preocupación de Del Bosque es llegar a Suráfrica sin lesionados.

El seleccionador nacional sigue al minuto el estado físico de los mundialistas. Del Bosque ha comprobado que en lo que va de temporada, el grueso de los internacionales ha tenido que pasar por la enfermería en alguna ocasión. Navas, lesionado en el tobillo contra el Espanyol, e Iniesta, con una rotura fibrilar en el bíceps femoral, han sido los últimos en caer. Al sevillista le dieron la baja para un mes y al azulgrana para diez días.

España tuvo que jugar la última Copa Confederaciones sin dos de sus puntales: Iniesta y Silva, que viajó a Suráfrica pero apenas pudo intervenir por un problema en el tobillo. La Selección acusó mucho esas bajas. Esto es lo que se quiere impedir que se repita en el Mundial, y los síntomas no son buenos. Muchos internacionales han tenido ya problemas serios esta temporada.

Hay dos jugadores que han tenido que ser operados: Cazorla y Torres. Ambos ya han sido dados de alta por los médicos y han reaparecido. Torres parece que ha vuelto a su mejor nivel, mientras que Cazorla lucha por alcanzarlo y tener así posibilidades de entrar en la lista final de 23 mundialistas.

La plaga de lesiones ha afectado a los jugadores del Barcelona más que a los de ningún otro equipo. Se atribuye a la carga de partidos que han tenido que soportar. Piqué, Puyol y Xavi (en dos ocasiones) han tenido que parar ya durante este curso. Ninguno de ellos está aún en plenitud. Silva y Villa también están jugando con algún problema físico, como Cesc Fábregas y Senna, que fue baja al comienzo del año.

Recuperación en altura

La Selección se concentrará en Suráfrica en la ciudad de Potchefstroom, a 1.400 metros de altitud y situada a 120 kilómetros de Johannesburgo, en la Provincia del Noroeste. La preparación en altura ayudará a la recuperación de los jugadores, que más que realizar una pretemporada específica para el Mundial, continuarán con sus hábitos de entrenamiento para tener continuidad en la preparación que traerán de sus respectivos clubes.