Euroliga
FINALIZADO
Olympiacos OLY

88

Anadolu Efes IST

81

FINALIZADO
CSKA CSK

88

Khimki Moscú KHI

74

FINALIZADO
Fenerbahce FNB

92

Milan MIL

85

Torneo Descentralizado
NBA
FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

108

Detroit Pistons DET

107

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

113

New York Knicks NYK

106

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

113

Milwaukee Bucks MIL

97

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

124

Brooklyn Nets BKN

127

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

125

Boston Celtics BOS

130

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

92

Portland Trail Blazers POR

83

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

118

Oklahoma City Thunder OKC

114

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

114

Atlanta Hawks ATL

107

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

111

Miami Heat MIA

84

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

141

Minnesota Timberwolves MIN

130

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

93

Toronto Raptors TOR

113

Copa Sudamericana

Culebras se marca un partido de videojuego

Liga BBVA | Tenerife

Culebras se marca un partido de videojuego

Culebras se marca un partido de videojuego

CARSTEN LAURITSEN / acan

Después de firmar una soberbia actuación ante el Villarreal, con gol incluido, Culebras probó suerte ayer en el torneo de videojuegos Pesliga que se desarrolla en Tenerife. Afortunadamente para el equipo, el de Puertollano se desenvuelve mejor en la realidad que en la ficción.

Lo de Culebras es tan sorprendente que parece de videojuego. De jugador desaprovechado a absolutamente útil, el de Puertollano sigue sumando minutos en Primera División hasta el punto de antojarse clave su participación para el grupo. El miércoles ofreció una muy notable actuación y pudo coronarla incluso con un gol de ejecución perfecta. Aprovechó el central la pifia garrafal de Capdevila y el balón se fue adentro. "Lástima que no valiera para sumar tres puntos", aducía ayer el jugador, para quien esta historia se repite.

"Ya en un partido contra Las Palmas sucedió que marqué y luego no sirvió para ganar; empatamos, igual que contra el Villarreal, a dos goles", recordó Cule, quien narra con precisión el lance de lo que fue el 1-2. "Más que con la finalización y con la forma de marcar, me quedo con la felicidad que supuso", explicitó el manchego, quien hacía meses que no festejaba un tanto.

Dicho esto, prefiere Culebras recalcar lo positivo y no lo negativo. "Me quedo con la segunda parte que hicimos y con que nos demostramos otra vez a nosotros mismos que somos capaces de competir, aunque sea ante un rival de los teóricamente más poderosos", apuntó el zaguero, que considera el rendimiento grupal mucho más importante que las buenas señales que deja la clasificación, la cual descubre que el Tenerife todavía tiene opciones.

A dos puntos del Zaragoza, la salvación se ve más cerca. "Sí, pero más relevante que eso es saber que estamos haciendo las cosas bien, como sucedió en el segundo tiempo del miércoles", dice el 24 blanquiazul, quien se resiste a caer en la idea de que es el Tenerife uno de los tres peores. "No lo creo; yo pienso que hemos hecho muchos partidos buenos, algunos incluso sin la suerte precisa para haber sumado puntos, y ésa es la idea: seguir así, pero ganando". La primera oportunidad la otea Culebras este sábado. Ojo al de Málaga, que puede ser un partido de más de tres puntos. "Sólo tenemos pensamientos para el sábado. Iremos a ganar", avisa.

Está cumpliendo el gran sueño de su vida

La perseverancia de José Antonio Culebras ha tenido frutos con su presencia continuada en los onces de Oltra después de largo y duro peregrinar por la suplencia, a veces hasta sin ser convocado por semanas y semanas seguidas. "Ahora me encuentro con muchas ganas de jugar, como siempre las he tenido, porque lo de competir y pelear en Primera ha sido siempre mi sueño; estoy teniendo oportunidades y procuro aportar mi granito de arena", dice el central, quien ayer prefería mirar al frente y no atrás. "Sí es verdad que el punto del miércoles te sabe a poco porque ibas ganando y te remontan, pero esperemos que sirva para mantenernos", significa el futbolista, sinónimo de sensatez. Por cierto, que tanto fue el esfuerzo ante el Villarreal que hubo secuelas. En una semana tan cargada de compromisos cruciales, no pocos jugadores blanquiazules tenían ayer señales de guerra. Y entre ellos Cule, quien sufre una sobrecarga y está a la espera de ver cómo evoluciona la lesión para llegar a tiempo a La Rosaleda. Ése es su deseo.