Ibrahimovic evita el tortazo

Liga BBVA | Barcelona - Osasuna

Ibrahimovic evita el tortazo

Ibrahimovic evita el tortazo

El sueco y Bojan rompen a un Osasuna muy bien plantado. El Camp Nou gritó: "¡Villarato!"

Sigue acumulando críticas, pero sus aciertos también tienen su peso en la marcha del equipo (71 puntos). Ibrahimovic apareció para reventar un partido duro. Osasuna sabía lo que pretendía, pero regresará esta mañana de vacío a Pamplona, a la espera de la llegada del Almería que visitará su Reyno. El sueco (14 goles en el campeonato) se fue feliz; justo un minuto antes de que fuera relevado, aprovechó un buen servicio de su íntimo Maxwell, que con la asistencia maquilló un partido que en la primera parte fue sencillamente horroroso, con cuatro cambios de sistema en un arranque desconcertante.

Osasuna sabe que vivió de las rentas cosechadas al inicio de año. El colchón de los cuatro triunfos conseguidos entonces se acabó y el somier comienza a ser demasiado duro. Por eso salieron convencidos, ordenados y rápidos. Se les vio cómodos con tres hombres en la zona ancha, presionando con lógica y buscando la velocidad de Juanfran, la picardía de Camuñas y se lamentaron de la mala puntería de Vadócz, que se encontró con un gran Valdés para privarle de tomar ventaja (minuto 4).

Mejora.

Creyeron los navarros en llevarse algo, pero se encontraron con un Barça más fino. Si Iniesta estuvo desaparecido en el primer acto (como el resto del equipo, incluido Messi), en la reanudación dio muestras de mejora; mientras Osasuna hizo el camino inverso: no remató ni una vez. Los culés fueron acunando la bola, mimándola y ésta acabó respondiendo al colarse en la portería de Ricardo, cuando la ansiedad era considerable.

Ibra sabía que iba a ser relevado y quiso despedirse anotando, como Bojan, que lleva dos goles seguidos en el Camp Nou (ante el Stuttgart y ayer). El ilerdense está cogiendo el tono y liberó al Camp Nou, que increpó a Velasco Carballo al grito de Villarato: ¡Qué cosas!

Homenaje al equipo del 85

El Camp Nou homenajeó ayer a los integrantes de la plantilla que hace 25 años consiguieron la Liga de la temporada 1984-85. Fue en los momentos previos al partido de ayer. Durante la jornada, los ex jugadores almorzaron juntos en el Camp Nou y pasaron un buen día.