Una pulga en el banquillo

Liga BBVA | Barcelona - Osasuna

Una pulga en el banquillo

Una pulga en el banquillo

Messi podría descansar ante un Osasuna con bajas

Ajeno a los elogios, a los ensalzamientos populares, a los debates mediáticos sobre su figura comparada a la de Maradona, Messi atiende con tristeza la posibilidad de quedarse en el banquillo esta noche. Acumula once partidos de Liga consecutivos saliendo de inicio (sólo fue relevado ante el Valencia, para que fuera ovacionado por el Camp Nou tras el primer hat-trick del mes) y Guardiola entiende que lo mejor es que se relaje un poco. Ante el frenético calendario que se le presenta al equipo catalán (podría jugar hasta 16 partidos más), Pep pretende que frene, no vaya a ser que la musculatura acabe reventando por todos lados, después de ir cosiendo actuaciones sensacionales con regates imposibles y goles maradonianos.

Osasuna, mientras, se complicó la vida. Tras un mes de competición excepcional (de mediados de enero hasta la mitad de febrero), el equipo de Camacho hilvanó cuatro triunfos consecutivos, que llegaron incluso a permitirle soñar con cosas importantes. Pero conforme se desparramó la alegría por la coqueta Pamplona, acabaron por aparecer las penas.

Mala racha. Los navarros arrastran más de un mes sin vencer (cuatro derrotas y tres empates), pero la confianza en el ex seleccionador es total, evidente. Para hoy le fallarán sus dos hombres referencia en ataque: Pandiani y Aranda (10 goles entre los dos, siete por tres) y como punta sólo viajó Galán. En cambio, Juanfran, que está realizando una excepcional temporada (25 partidos, tres goles y dos asistencias), saldrá motivado al Camp Nou: la noche del domingo, tras perder ante el Racing, le pudo ver la cara a su pequeño Oliver (casi cuatro kilos), al que quiere brindarle lo que sería su segundo triunfo seguido en Can Barça (Osasuna fue el último equipo en derrotar al hexacampeón en Liga en su estadio).

Guardiola ordenó una sesión para esta mañana y allí acabará de pulir detalles. Iniesta volverá a la zona de control, mientras que Pedro sería titular si se confirma que la Pulga estará en el banquillo.

El argentino acumula 199 partidos de azulgrana

Con 22 años, Messi jugó 199 partidos oficiales con el Barça (Xavi e Iniesta lo lograron con 23), consiguiendo 135 triunfos, 40 empates y 24 derrotas (en los 81 partidos que anotó sólo perdió una vez, nueve empates y 71 triunfos). Inscribió su nombre en 133 partidos de Liga, 19 de Copa, 40 de Champions, dos del Mundialito, así como dos de Supercopa de España y dos de Europa. Ha marcado 114 goles, 0,57 por partido.