El antídoto es un flemón

Liga BBVA | Zaragoza - Barcelona

El antídoto es un flemón

El antídoto es un flemón

enric fontcuberta

El Zaragoza recibe a Messi con un problema dental

Gay ha entrenado los dos últimos días a puerta cerrada, su pizarra echa humo y sus futbolistas se han emborrachado de vídeos. Líneas muy juntas, intensidad, concentración, ayudas, carácter, fe, agresividad... Pero al final el mejor antídoto contra Messi puede ser un flemón.

El Barça llega a La Romareda con sus circuitos aceitados, sin haber añorado a Xavi ante el Stuttgart, y con Messi a plena luz. Sus cifras lo explican mejor que mil adjetivos: seis goles en las últimas tres jornadas (más dos en Champions), los últimos seis goles del Barcelona en Liga, 13 goles ya en 2010... Eso sí, en Zaragoza nunca marcó en cinco visitas.

Ese problema dental impidió a Messi entrenar ayer y siembra ciertas dudas sobre su presencia hoy de corto. Pero salvo gravísima infección, un flemón no debe ser impedimento para jugar, dice la ciencia. Antibiótico, ibuprofeno y a correr. Y a encarar a otro Leo rosarino, Ponzio, que ya fue antídoto de Navas, Pedro León y Reyes.

El Zaragoza es un equipo drásticamente opuesto al que fue zarandeado como un guiñapo en la primera vuelta en el Camp Nou (6-1), pero aun así el flemón es bienvenido. La nueva fórmula defensiva de Gay se asienta sobre la pareja Jarosik-Contini, que sólo encaja un gol cada 139 minutos, y sobre Roberto, un gol en tres partidos. Delante, Edmílson equilibra y el resto corren.

Los nueves. Arizmendi y Eliseu serán dos laterales más, así que el Zaragoza fía su fútbol a Ander Herrera, que deberá porfiar con su idolatrado Iniesta. Ander es la llave que abre el camino a Robinson Crusoe Suazo, que lleva ya cuatro goles pero ninguno en casa.

Enfrente, Piqué y probablemente Milito, cuyo recuerdo en La Romareda es inmejorable. Guardiola puede darle la titularidad al Mariscal, un guiño al corazón. Al otro lado del campo, Ibrahimovic deberá callar al mundo y a su representante con fútbol y goles. Si Messi y él no están o andan apagados, aún quedan Pedro, Henry, Iniesta, Alves, Touré... Todo antídoto es bienvenido.