NBA
FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

113

Charlotte Hornets CHA

89

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

99

Houston Rockets HOU

109

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

110

Atlanta Hawks ATL

103

Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Alba Berlin ALB

-

Cedevita Zagreb CED

-

Germani Brescia BRE

-

BC Andorra AND

-

Limoges LIM

-

L. Kuban TIV

-

Valencia VAL

-

Turk Telekom TUR

-

FINALIZADO
Galatasaray GAL

77

Ratiopharm Ulm RAT

69

FINALIZADO
Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

75

Partizan PAR

71

FINALIZADO
Estrella Roja RED

75

AS Monaco MON

91

FINALIZADO
Fraport Skyliners FRA

78

Unicaja MAL

84

FINALIZADO
Mornar Bar MOR

86

Fiat Turin FTU

83

Miguel Delibes, amante del fútbol, la caza y el ciclismo

LIGA BBVA valladolid-real madrid

Miguel Delibes, amante del fútbol, la caza y el ciclismo

Miguel Delibes, amante del fútbol, la caza y el ciclismo

El escritor fallecido era aficionado del Real Valladolid y, hace años, habitual en Zorrilla. Este domingo se guardará un minuto de silencio por su fallecimiento antes del comienzo del Valladolid - Real Madrid.

En los instantes previos al choque de este domingo en el estadio José Zorrilla entre el Valladolid y el Real Madrid (21:00 horas) se guardará un minuto de silencio en señal de duelo por el fallecimiento del escritor vallisoletano Miguel Delibes, ha informado el club local. El Valladolid quiere con este acto "testimoniar a la familia y los amigos de Miguel Delibes el homenaje del mundo del deporte, al que tanto amó", ha indicado el club a través de su web.

Miguel Delibes (Valladolid, 1920), fallecido a primera hora de la mañana de este viernes a los 89 años de edad, sentía un gran entusiasmo por el mundo del deporte, especialmente por el que se practicaba al aire libre, aunque acabó siguiendo por televisión la Liga de fútbol o el Tour de Francia, dos de su pasiones.

Delibes fue catedrático de Derecho Mercantil y director del diario El Norte de Castilla, pero también tuvo tiempo para tres de sus predilecciones vinculadas al deporte, el fútbol, el ciclismo y, sobre todo, la caza. Seguía la actualidad del ciclismo, básicamente del Tour de Francia. Durante la ronda francesa disfrutaba de las etapas de montaña porque era un admirador de "la estirpe" de los escaladores.

También seguía la Liga española de fútbol. Siempre se confesó seguidor del Real Valladolid y entre sus escritos futbolísticos destacan artículos como "El otro fútbol" (1982) o "La Liga agoniza" (1968). Delibes recordaba alineaciones enteras y hubo una época en que acudía con frecuencia al viejo estadio Jose Zorrilla para seguir los partidos del Real Valladolid.

Sin embargo, en su artículo "Campeón de las taquillas" habla de la tercera Copa de Europa del Real Madrid, aunque ya entonces mostraba su disconformidad por el exceso de jugadores no nacidos en España. En "La Liga agoniza" trata de la sobreabundancia de profesionalismo y asegura que el público va a ver a su equipo solamente si es capaz de ganar. Era su apuesta personal por la degustación del buen fútbol y más allá del resultado, aunque siempre le gustó el carácter competitivo del entrenador de origen argentino Helenio Herrera.

Era tan amante del espectáculo futbolístico que en su artículo "Sobre el Mundial", referido al Mundial de España de 1982, habla de la mala calidad de la mayoría de los partidos y alaba, sobre todo, el juego de Brasil. Con el tiempo se fue alejando de los estadios y acomodándose al fútbol televisado, pero siempre disfrutando del éxito de los equipos españoles, el último el del equipo de Copa Davis de tenis, según relató hoy su hijo Adolfo.

Su afición a la caza y la pesca, al ciclismo o al fútbol se remonta a su niñez. Su padre gustaba de la vida al aire libre y practicaba durante los fines de semana el ciclismo y la caza. Ambas actividades las acabó reflejando en su obra, entre otras "La Caza" o "Diario de un Cazador", respecto a la actividad cinegética, y en cuanto al ciclismo, escribió varios relatos en su libro "Mi vida al aire libre", como "Mi querida bicicleta" o "Una bici que rodará siempre cuesta abajo".

Delibes practicó también la pesca, sobre todo cuando se desplazaba a Suances (Cantabria). Sin embargo, "el deporte" que más habitualmente puso en práctica fue andar a diario durante una hora u hora y media. Era habitual verle pasear por El Campo Grande de Valladolid y, durante el verano, en los montes de Sedano (Burgos).

Para Delibes, las Copas de Europa, las piezas de caza, los trofeos o las medallas de oro fueron los premios Nadal, el Nacional de Literatura, el Príncipe de Asturias de las Letras o el Premio de las Letras de Castilla y León. A su manera, también fue "un deportista" de alto rendimiento.