"Tenemos tiempo para hacer feliz a la afición"

Gregory Beranger

"Tenemos tiempo para hacer feliz a la afición"

"Tenemos tiempo para hacer feliz a la afición"

carlos díaz-recio

Sentido del humor, educación exquisita, conclusiones maduras. Es un placer compartir con el francés conversación. Viene de pasarlo mal pero ya sale el sol para Beranger, pura vitamina de optimismo, energía y ambición.

Sonríe, se le ve feliz, es protagonista por su fútbol... Los malos tiempos para Beranger quedaron atrás...

Estuve cuatro meses parado por una lesión que ha sido la más grave de toda mi carrera. Tras mi reaparición, he podido sentirme futbolista de nuevo. Ayudar al equipo, a los compañeros...Es lo que quería.

Cuando estuvo parado recibió el apoyo unánime del club. ¿Le ayudó ese gesto a sentirse más implicado con la Unión Deportiva?

Seguro. Aquí todo el mundo se ha portado de maravilla conmigo y lo agradezco. Mi caso puede ser un poco más complicado porque vengo cedido por el Espanyol por un año. Pero la gente siempre me apoyó. Los fisioterapeutas hicieron un gran trabajo conmigo y nunca me faltó el ánimo de todos en el vestuario.

¿Y qué le queda a Beranger para estar a tope? ¿Nota el parón a la hora de competir?

Fue mucho tiempo sin jugar pero, poco a poco, me voy encontrando como quiero. Seguro que voy a tener tiempo de dar lo mejor que tengo dentro porque estoy trabajando muy fuerte cada día.

¿Se siente en deuda con este equipo y esta afición al no haber podido dar todo lo que tiene hasta ahora?

No creo que sea así. Me lesioné pero no tuve culpa ninguna de lo que me pasó. Y tampoco pienso que sea lo correcto pensar ahora en el tiempo perdido porque eso ya no se va a recuperar. Me centro en el presente y en el futuro. Pero sí es cierto que me gustaría acabar la temporada de la mejor manera posible para devolver la confianza que pusieron en mí. Y creo que lo voy a conseguir. En eso estoy.

Lateral de largo recorrido, con presencia en las dos áreas. ¿Es ése su fuerte?

Me gusta atacar siempre y cuando cumpla en defensa. En un lateral lo más importante es cubrir su banda, dar seguridad. Luego, si se puede, echar una mano arriba...

Aquí encontró la confianza que le negaron en el Espanyol...

Está claro. En el Espanyol no me querían y Kresic, desde el primer momento, me dejó claro que confiaba en mí. En un futbolista es fundamental sentirse valorado para rendir y trabajar siempre al máximo.

¿Se plantearía seguir si la Unión Deportiva le hace una oferta y accede el Espanyol?

¿Por qué no? Todo depende del proyecto. Siempre he estado abierto a proyectos que sean ambiciosos. Me gusta el club y la ciudad. Tener 10.000 espectadores de media en Segunda sin estar bien clasificado es increíble... Es cuestión de hablarlo cuando llegue el momento y no lo descarto si hay acuerdo, pero ahora estoy centrado en los partidos que quedan.

Hablemos en clave colectiva. ¿Qué le ha pasado al equipo? ¿Hay respuesta para tanta irregularidad?

Pues no lo sé. Lo que nos ha matado es ceder tantos puntos en casa. Y para eso no tengo respuesta porque fue todo muy raro. Y también injusto, ya que en muchos partidos merecimos más. Porque le digo una cosa: en esta plantilla hay calidad de sobra para haber peleado por estar arriba, por pelear por el ascenso.

No se han cumplido ni de lejos las expectativas. ¿Llegan al vestuario las críticas?

Sí, por supuesto. Y forma parte de nuestro trabajo. Hay que asumir que las cosas no se han hecho todo lo bien que querríamos. Pero hay tiempo para hacer feliz a la afición. Lo podemos lograr si hacemos las cosas bien y nos acompaña la suerte que se nos ha negado.

Se podría empezar esa reconquista el domingo en Alicante. Mejor publicidad que ganarle al líder...

Será un partido bonito. Allí juegan Rufete y Juanra, a los que conozco muy bien. Podemos ganar porque estamos en buen momento después de romper la mala racha frente al Córdoba. Confío en el equipo y vamos a trabajar a tope para ganar en un campo que es muy complicado.

Entonces, a esperar un triunfo frente al líder.

Por supuesto. Iremos a por todas. Y lo conseguiremos.