Tarantino rescata un punto para el Albacete en el último minuto

LIGA ADELANTE | ALBACETE 1 - VILLARREAL B 1

Tarantino rescata un punto para el Albacete en el último minuto

Los de Rubio siguen sin conocer el triunfo en 2010 en una racha en la que han conseguido siete puntos de los últimos veintisiete posibles.

Un gol de cabeza de Tarantino a la salida del último saque de esquina del encuentro rescató un punto (1-1) para un Albacete que encadenó su novena jornada sin ganar.

Los de Rubio siguen sin conocer el triunfo en 2010 en una racha en la que han conseguido siete puntos de los últimos veintisiete posibles.

En el minuto veintiocho Jefferson Montero se lucía con un golazo por la escuadra ante el que nada pudo hacer Cabrero. Los espectadores locales aplaudieron uno de los mejores goles que se han visto esta temporada en el Carlos Belmonte.

Del Albacete prácticamente no hubo noticias hasta el minuto treinta y siete, momento en el que un centro de Tarantino lo remató Sales por encima del travesaño.

En la segunda parte no hubo ocasiones reseñables, y la más clara llegó en el minuto ochenta en un lanzamiento de Sousa desde el vértice izquierdo del área castellonense, que salvó Juan Carlos con una gran parada.

A continuación Cabrero contestó a su homónimo en la portería, salvando el 0-2 en un tiro de Joan Tomás.

La ovación de la tarde se la llevó Matilla, jugador del Villarreal que ganara la Copa del Rey de juveniles hace tres años, y al que la afición manchega tiene mucho cariño.

Callejón, en el minuto ochenta y cinco, rozó el tanto del empate en un tiro fuerte que sacó Juan Carlos, que estuvo muy seguro toda la tarde.

Siguiendo el carrusel de oportunidades, apareció Joan Tomás, ganándole la espalda a la defensa albaceteña, pero desperdiciando de cabeza lo que hubiera sido la sentencia del encuentro para el filial amarillo.

En este intercambio de golpes salió finalmente vencedor el equipo local, que empató en la última jornada del partido. Tarantino remató de cabeza un saque de esquina de Callejón que dio en el larguero antes de botar dentro.