Temas del día

Alemania descubre y se indigna con el eurovillarato

Liga de Campeones | Barcelona

Alemania descubre y se indigna con el eurovillarato

Alemania descubre y se indigna con el eurovillarato

afp

La Prensa carga contra Bjorn Kuipers por no pitar los claros penaltis de Piqué y Márquez.

Alemania ha descubierto el eurovillarato. A la indignación de la afición del Stuttgart tras el arbitraje del holandés Bjorn Kuipers en su partido con el Barça, siguió ayer el lamento unánime de la Prensa de la ciudad y de todo el país. Conclusión rápida: se sienten asaltados por la no señalización de dos claros penaltis en el área de Valdés.

Para el Spiegel, "el Barcelona fue premiado con muchas otras oportunidades (...) Después de un pase de Pavel Pogrebnyak, Gerard Piqué jugó el balón con la mano. Además, Rafael Márquez cometió una pena mayor al empujar a Timo Gebhart, que el árbitro decidió no penar".

Con él coincide el Bild, para quien las dos faltas "fueron evidentes", mientras que el Welt asegura que el Barcelona "fue compensado por el árbitro". Otros periódicos locales respaldan lo anterior. "El holandés Bjorn Kuipers pudo haber tenido un mejor comportamiento con el Stuttgart y debió haber señalado penalti en dos ocasiones, después de que Piqué golpeara un balón con la mano (29') y Márquez propinara un rudo codazo a Gebhart (42')", dice el local Stuttgarter Nachrichten.

El Stuttgarter Zeitung también se refiere al colegiado holandés. Recoge unas declaraciones del mánager del cuadro alemán, Horst Heldt, en las que lamenta: "El Stuttgart también tuvo la mala suerte de que en dos situaciones de penalti no se señalara nada".

Kuipers cuajó su actuación más polémica desde que se encuentra en la elite del fútbol europeo. Anteriormente, el árbitro holándes ya había beneficiado al Barcelona con sus errores. Fue ante el Dimano de Kiev, el pasado septiembre, cuando con 1-0 anuló un gol a Vukojevic por un supuesto fuera de juego inexistente.

Más lío.

La sensación en Stuttgart es que las cartas de esta eliminatoria están marcadas a favor del Barcelona. La amistad Michel-Platini (presidente de la UEFA) y Joan Laporta se pone sobre el tapete en Alemania recordando que, en efecto, el azulgrana dinamitó el G-14, grupo que planteó una escisión de la UEFA. Otras voces hablan de intereses televisivos en forma de beneficios para la UEFA: "El Barça vende más que el Stuttgart", se comentó ayer en Alemania.

Radios y 'teles' señalan que pudo llegarse al descanso con 3-0

El clamor en Alemania contra el arbitraje de Kuipers llegó hasta radios y televisiones, que coincidieron con los periódicos a la hora de juzgar lo sucedido en el campo del Stuttgart. Varios comentaristas señalaron que la clave de la eliminatoria estuvo y estará en la primera mitad del martes. "El Stuttgart se retiró ganando por 1-0 al descanso y debió disponer del lanzamiento de dos penaltis. No es descabellado pensar que los equipos pudieron llegar con 3-0 al intermedio lo que hubiese sido quizá decisivo para la suerte de la eliminatoria", se comentó en la DSF. Alemania da por eliminado al Stuttgart con el 1-1 final y el talante arbitral del cotejo.