El Barça dice que no espió a Giralt

LIGA BBVA BARCELONA

El Barça dice que no espió a Giralt

El director general corporativo del club, Joan Oliver, dice que no le consta el seguimiento y asegura que el expediente que tiene abierto el abogado no concluirá con su expulsión como socio.

El Barcelona ha negado que haya espiado al abogado Oriol Giralt, impulsor de la moción de censura contra la junta en el verano del 2008, además de subrayar que el expediente disciplinario que le ha abierto no acabará en expulsión.

Así lo ha anunciado hoy el director general corporativo del Barça, Joan Oliver, quien ha confirmado la apertura de un expediente sancionador muy grave contra Giralt, pero ha asegurado que no entra "en el radar la posibilidad de expulsión como socio".

"El proceso está en manos de la comisión de disciplina del club, que es un órgano independiente", señaló Oliver, quien aseguró que al club "no le consta" que el socio barcelonista fuese sometido a espionaje antes de que se votase la moción de censura en julio del 2008.

"Lo razonable es que sea él el que aporte pruebas. Lo estudiaríamos", añadió Oliver, justo el día en el que el diario 'El Mundo' ha publicado una información en la que se hace eco de un dossier que dispone de un espionaje al que fue sometido Giralt.

El socio barcelonista Oriol Giralt, promotor de la moción de censura contra la junta del FC Barcelona en el 2008, denunció ayer ante los medios de comunicación que fue espiado por el consejo directivo azulgrana, aunque no aportó ninguna prueba, a la espera de que el mandatario del club, Joan Laporta, le reciba.

Oriol Giralt recordó que el supuesto espionaje que impulsó el Barcelona contra él fue para descubrir "si existía una conexión entre Sandro Rosell y yo". "El espionaje fue exhaustivo, aunque no tengo nada que esconder. Fue un espionaje en toda regla y le costó mucho dinero a los socios", añadió Giralt, a quien se le emplazó constantemente para que aportase pruebas, ante lo cual se limitó a decir que sólo tenía "constancia fehaciente" de estas prácticas pero no que tenía "el detalle".

Giralt no denunció ante la Policía que fue sometido a un espionaje, como sí hizo hace unos meses el precandidato Sandro Rosell, quien puso en conocimiento de los mossos d'esquadra estas prácticas que supuestamente padeció.