Pellegrini sale de Francia con tarjeta amarilla

Real Madrid | Malos tiempos para el chileno

Pellegrini sale de Francia con tarjeta amarilla

Pellegrini sale de Francia con tarjeta amarilla

JESÚS AGUILERA

Su caos táctico le desacreditó ante los ojos de Florentino y Valdano

Manuel Pellegrini ha salido señalado de Lyon. El pobre juego ofrecido por el Real Madrid ha encrespado a los máximos responsables del club, encabezados por Jorge Valdano, quien no tuvo freno al concluir el partido: "Nos llevamos una mala impresión y un mal resultado". Es un juicio severo, durísimo, dirigido hacia el técnico chileno, que metió al equipo en un mar de dudas con sus rectificaciones en el estadio Gerland.

Pellegrini recibe el segundo aviso serio después del Alcorcón. Una tarjeta amarilla, víspera de la que podría ser roja si ocurriera lo peor en esta eliminatoria de Champions y en el choque liguero con el Barça. El crédito del entrenador se tambalea y ni siquiera Valdano, que fue su valedor al contratarle, parece blindarle ante el madridismo.

El cargo principal que se le imputa a Pellegrini en el 1-0 de Francia es meridiano: deshacer lo bueno del equipo para desconfigurarlo. Es decir, pasar del toque y agresividad en ataque al conservadurismo y la confusión. Dos decisiones desconcertaron a los jugadores cuando supieron la alineación: la entrada de Mahamadou Diarra por Lass y retrasar de nuevo a Marcelo al lateral innecesariamente. Todo ello para dejar fuera a Lass, por si le mostraban una amarilla que le podía dejar fuera del partido de vuelta. Estos retoques perjudicaron a Xabi Alonso, a Kaká e incluso a Cristiano. No hubo elaboración, el juego fue directo, a veces descerebrado, sin criterio ni jerarquía. Un único tiro a puerta en toda la primera parte lo dice todo. El Madrid fue vulgar.

Es también verdad que algunos jugadores no dieron la talla, probablemente inmersos en un enredo táctico caótico de mitad de campo hacia arriba. Xabi, Diarra y Granero nunca encontraron sus zonas, trenzaron muy poco y ofrecieron escaso alimento a Kaká y Cristiano, por no citar a un Higuaín que hizo una sola jugada en 63 minutos.

Florentino, Valdano, Butragueño, Zidane, Pardeza... Todos fueron testigos directos en el palco del Gerland y se sonrojaron por la derrota del Madrid. Ese no era el plan y mucho menos sufrir para el partido de vuelta. Pellegrini ha dado un paso atrás grave y está en la diana como principal acusado.