Manu baja al Atleti a la tierra

Liga BBVA | Atlético de Madrid

Manu baja al Atleti a la tierra

Manu baja al Atleti a la tierra

El ex rojiblanco marcó el único gol. El Getafe no sufrió nada ante un rival romo. De Gea fue titular y respondió. Los de Quique ya ven Europa muy lejos.

El Getafe culminó ayer la mejor primera ronda de su historia derribando la última barrera que le quedaba en su fantástica aventura en Primera: ganar al vecino Atlético en su propio estadio. Y lo hizo con una superioridad aplastante ante un rival que ayer no fue ni divertido, algo que se le supone siempre, para bien o para mal. Además, como suele suceder con Pitarch y compañía, los errores del pasado regresaron para morderles en el trasero. El pasado verano decidieron racanear con el precio de Manu y pagar al Valladolid por Asenjo en lugar de por Pedro León. Adivinen qué dos futbolistas se la liaron ayer... Exacto.

En realidad, las únicas emociones que dio el Atleti llegaron antes del partido, cuando Quique descubrió una sorprendente alineación. Lo más gordo fue el cambio de portero, con De Gea mandando a Asenjo al banquillo. El canterano está brillando en la Copa y es el preferido del Calderón, pero el momento para cambiar se antoja extraño, aún con partidos entre semana para rotar y con demasiada temporada por delante como para hundir así a Asenjo. Por el momento, la apuesta le salió bien al técnico, ya que el chico volvió a ser el mejor de los suyos.

Más extraña resultó su decisión de, tras el baño del Celta, no sólo no reforzar el centro del campo sino debilitarlo, al colocar a un mediapunta nato como Jurado en el doble pivote junto a Assunçao, dejando a Tiago en el banquillo, quizás pensando en la vuelta de Copa. El caso fue que el Getafe, con cinco medios capaces de asociarse y tocar rápido, se apropió del balón durante toda la tarde. Pocas veces fue tan anecdótica la presencia de Kun y Forlán en un campo.

Esta vez lo focos apuntaron a Manu y Pedro León. Era algo cantado: al Getafe le encanta atacar por las bandas y los problemas del Atleti en los laterales son ya crónicos, aumentados por el abandono al que les someten Reyes y Simao. Así, avisó dos veces Manu por la izquierda antes de que Pedro León golpeará por la derecha a los 39 minutos. Todo nació, como no, en un regalito rojiblanco. Simao perdió el balón en campo propio tras un saque de banda a favor y Pedro León acabó llegando a la línea de fondo para poner un centro perfecto: inalcanzable para De Gea en el primer palo y un regalo para Manu en el segundo.

Puntilla.

En el descanso, Quique intentó arreglar el desaguisado con la entrada de Tiago pero, aunque el portugués dio algo de sentido al caos, fue Soldado quien tuvo la sentencia a su disposición por dos ocasiones. En la primera se lució De Gea y en la segunda pifió el remate franco. Kun intentó aprovechar el regalo con varias arrancadas, frenadas perfectamente por Cata y Rafa, y las dudas se disiparon cuando Assunçao se fue a la calle por dos amarillas. El brasileño no es discreto con las faltas, pero nadie puede ocupar 30 metros sin ayuda ni parar solo a cuatro rivales.

El último tramo fue un ejercicio de impotencia del Atleti, mientras su rival decidía no hacer sangre. El balón siempre en pies azulones, los rojiblancos en un estado físico alarmante y todos deseando que llegara el final. Cuando lo hizo, quedó claro que si un segundo equipo madrileño tiene serias opciones de ir a Europa es el Geta. Duela a quién duela.míchel

quique

El detalle. Assunçao: líder en amarillas

Con las dos que vio ayer, Assunçao es el jugador de Primera que más amarillas ha visto con nueve, empatado con Ezequiel Luna, del Tenerife, y Banega, del Valencia. La semana que viene, ante el Málaga, se perderá su tercer partido de Liga por sanción, ya que arrastraba un partido de la pasada temporada y ya ha cumplido ciclo una vez. Además, fue expulsado en Copa ante el Recreativo.