El hambre de Cristiano amenaza al Málaga

Liga BBVA | Real Madrid - Málaga

El hambre de Cristiano amenaza al Málaga

El hambre de Cristiano amenaza al Málaga

adrián julián

El portugués está ansioso porque lleva cuatro partidos sin goles

Cristiano está ansioso. Ya lo estuvo al principio de la temporada, cuando los goles sólo llegaban de penalti. Y le volvió a suceder después, cuando entre la sequía y la lesión se pasó sin marcar del 30 de septiembre al 5 de diciembre. Recordarán ese gol al Almería porque dio que hablar. Poco antes, Cristiano había fallado un penalti que remató Benzema y el portugués no celebró. Acto seguido, Cristiano celebró su gol, el 4-2, quitándose la camiseta y viendo tarjeta amarilla, la mitad de la roja que le esperaba más tarde. Aquel día, cada movimiento no hizo otra cosa que incidir en su obsesión: marcar.

Ahora nos encontramos ante una situación parecida. Cristiano suma cuatro partidos sin goles y su fútbol, como ya pasó antes, se resiente, afectando decisivamente a un equipo que llegará hasta donde llegue Cristiano. Da la impresión de que hasta le afectan los abucheos, antes música inspiradora.

La enfermedad no es grave, pero invita a una reflexión, suya y del entorno que le aconseja. Si Cristiano decide ser sólo un goleador se quedará en la mitad de lo que le ofrece su talento. Es decir: jugar, pasar, dominar, influir, arrastrar y aplastar. Y cuando surja, marcar.

Focos. Si Cristiano acapara el primer plano, el siguiente se lo reparten Kaká y Benzema, que siguen echando en falta una gran noche. Visto desde la pizarra, Pellegrini vuelve a apostar por el equipo que perdió en San Mamés con la única duda de Marcelo o Guti, que son dos visiones del caos.

El balance en el Bernabéu (nueve de nueve) no hace prever sorpresas, pero saber el resultado del Barça (y haberlo rumiado) obliga aún más.

El Málaga, que ya suma nueve jornadas sin perder (siete empates y dos victorias), se presenta sin más exigencia que evitar la goleada. De hecho, todavía no ha ganado un partido fuera, dato que explica que circule un punto por encima del descenso. Hace un año brilló en el Bernabéu (4-3), pero de aquel equipo sólo quedan Gámez, Weligton, Duda y Fernando.

El encuentro acepta más nombres: Van Nistelrooy (amigo holandés), Caicedo (fichaje de invierno), Raúl (capitán sin barco) y Albania (país sin luz).