Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Assunçao olvidó su fallo con el tercer gol de su vida

Liga BBVA | Atlético de Madrid

Assunçao olvidó su fallo con el tercer gol de su vida

Assunçao olvidó su fallo con el tercer gol de su vida

jesús rubio

Lloró en el vestuario tras su error en Copa, pero el Calderón le aclamó.

Será difícil que Paulo Assunçao olvide el partido ante el Sporting. El centrocampista consiguió su primer gol con el Atlético, el tercero en toda su carrera deportiva, y lo hizo después de una semana en la que una vez más el fútbol había demostrado su faceta menos justa. Ante el Recre hizo uno de sus mejores partidos con el Atlético, como reconoció Quique, pero el destino quiso que pusiera en bandeja el gol al Recre que complicaba la eliminación y que fuera expulsado. Al concluir rompió a llorar en el vestuario.

Sus compañeros y Quique le habían arropado durante los días previos al duelo con el Sporting y todos deseaban que pudiera desquitarse. Y lo hizo a lo grande. Marcó su tercer gol como profesional, pero sólo pudo hacer un pequeño gesto a la grada antes de que la piña de jugadores rojiblancos cayera sobre él. El Calderón, que le adora, se vino abajo. Paulo le dedicó el gol a su mujer Karine en el día de su cumpleaños y tras el partido lloró de nuevo, pero esta vez de felicidad junto a su esposa, sus hijos y sus suegros Rita y Josael Amaro, que en Navidad llegaron desde Sao Paulo para pasar un tiempo con su familia y nada más terminar el partido se hicieron cargo, vía móvil e internet, de hacer llegar la noticia al resto de la familia en Brasil.

Recuerdos.

"Es el gol más querido porque lo ha marcado ahora y en el Atlético", afirmaba ayer exultante Rita Amaro, quien también recuerda el gol "maradoniano" que le hizo al Paços de Ferreira jugando con el Nacional. Fue el primer gol oficial de su vida y lo logró el 23 de abril de 2003. Assunçao recogió un balón en la frontal del área propia, dejó atrás a cuatro futbolistas rivales y, tras regatear al portero, marcó a placer. Y el último lo consiguió unos meses después, el 7 de diciembre del mismo año, también con Nacional de Madeira, al rematar en el área pequeña ante el Gil Vicente. Ambos goles se pueden ver en AS.com y el primero merece la pena.