Temas del día

Los capitanes hacen causa común para salir de la crisis

Liga BBVA | Valladolid

Los capitanes hacen causa común para salir de la crisis

Los capitanes hacen causa común para salir de la crisis

felipe fernández

El equipo ofrece un mar de dudas, no sólo por los resultados, sino por su juego. A raíz de esta zozobra se cuestiona todo y a todos, incluso por primera vez al entrenador, pero es el momento de estar unidos y de dar un paso al frente. Ayer los capitanes lo dieron.

El Valladolid atraviesa por una crisis de resultados y, sobre todo, de identidad en su juego, que tuvo como culmen la derrota el sábado en Zorrilla ante el Atlético (0-4). En la plantilla son conscientes de que el momento es muy delicado, asumen sus culpas, pero quieren transmitir unidad y que hay tiempo suficiente para cambiar el rumbo. Los primeros que han abanderado la causa común de salir de la zozobra son los capitanes. Marcos, Baraja y Pedro López hicieron un diagnóstico y plantearon sus soluciones. "Al equipo le falta responsabilidad, demostrar que esto es nuestro y defenderlo como tal, y no sólo hacerlo de palabra; el camino se demuestra andando y ahora mismo estamos parados. Debemos ser competidores y tener compañerismo para ayudar al de al lado; y otra cosa, a veces nos sobra nobleza y nos falta casta", dijo con contundencia Alberto Marcos.

Tanto el de Camarma, como Pedro López y Baraja coinciden en que, sin contar el descenso, éste no es el peor momento del Valladolid en estas tres temporadas en Primera, aunque no lo minusvaloran. El jugador de Castronuño tiene una idea de por qué el equipo ha llegado a este punto: "Casi nunca nos hemos encontrado a gusto, hay mucha gente nueva, también los años anteriores, pero éste está costando más asimilar las ideas del míster, y, sobre todo, falta autoconfianza"; y no cree que ganando en Santander sea suficiente: "Con la victoria el domingo no se amortigua este mal momento, sólo la derrota ante el Atlético, hay que tener regularidad en los resultados y en el juego".

Pedro López plantea cómo se ataja esta delicada situación: "Primero, no bajando los brazos y después, siendo un equipo y haciendo las cosas como tal; otros años había más solidaridad entre los compañeros en el campo. No es que cada uno esté haciendo la guerra por su cuenta, pero este año no estamos tan juntitos en el campo y no estamos haciendo lo que nos ha caracterizado: presionar bien y hacer las cosas adecuadas en cada momento del partido. Nos entrenamos bien, pero en el campo no lo plasmamos y, al mínimo error, el rival nos hace mucho daño, y eso nos va minando, además de que en casa no nos estamos haciendo fuertes".

Respaldo. Una de las circunstancias inusuales de este delicado momento es que, por primera vez, se está cuestionando la labor de Mendilibar. Los tres capitanes le respaldan. Marcos pide un poco de respeto hacia el de Zaldibar; Baraja dice que al Valladolid le ha ido bien con las ideas del entrenador y por qué se va a dudar ahora; mientras que Pedro López ve normal que se cuestione al entrenador y también a los jugadores, pero ve diferencias con respecto a momentos delicados de los dos anteriores, "porque cuando perdíamos, lo hacíamos con nuestras señas de identidad".