Agustín receta a Sergio "que disfrute del partido"

Liga BBVA | Tenerife

Agustín receta a Sergio "que disfrute del partido"

Agustín receta a Sergio "que disfrute del partido"

Hablan dos porteros con recuerdos diferentes ante el Barcelona

Diálogo esclarecedor entre el portero de la primera victoria al Barça y el guardameta de la última derrota. Hablan Agustín Rodríguez y Sergio Aragoneses, dos gallegos a los que unió el Tenerife y su entusiasmo por la afición "entregada y ejemplar" del Rodríguez López. Uno de Marín y el otro de Porriño, hablaron ayer "de la necesidad de disfrutar" para poder ganar este tipo de partidos.

El ex madridista explica que "tener unos compañeros de una calidad humana enorme" fue una de las claves de aquel Tenerife al que condujo Valdano hasta un 2-1 memorable ante el Barça. Aún así, admite Agustín que no recuerda todos los detalles de aquel partido en el Heliodoro. "Yo no soy una persona a la que le guste vivir del recuerdo ni presumiendo de haber estado en el Madrid o en el Tenerife", cuenta.

Toma el testigo Aragoneses, quien tiene antecedentes menos gratos con los catalanes enfrente. Fue él quien defendió los palos del representativo en el último 0-6, un envite para olvidar. "Aquel partido fue absolutamente caótico para nosotros y nos vimos desbordados, de principio a fin, por un grandísimo rival", explica Sergio, quien espera "que no se repita" un triunfo barcelonista este domingo.

Dice el arquero que pueden servir como ejemplos los partidos firmados por Villarreal y Sevilla ante el Barcelona esta misma semana, si bien la mejor receta puede estar en la propia historia del Tenerife. "Por supuesto que aquellos jugadores son modelos a imitar porque jugaban sin complejos", explica. Lo corrobora el testimonio de Agustín. "Fue una época grandiosa para la institución, que se puso al primer nivel español y europeo", indica.

Luego, hablan también del presente. Desde la distancia, el portero retirado cuenta que el Tenerife "es un recién ascendido" y, como tal, tiene en sus filas a muchos neófitos en lo que a enfrentarse a grandes se refiere. "Ya tuvieron al Real Madrid enfrente en el Santiago Bernabéu, pero vivirán con igual o mayor intensidad lo de tener en su propia casa a todo un Barcelona", reflexiona Agustín, quien cree que la querencia blanquiazul por la épica no ha variado.

Sí que lo han hecho los salarios. "Yo cobraba diez millones de pesetas; o sea, que le salí al Tenerife casi gratis", apunta el de Marín, que aprovecha la ocasión para explicar que dejó el club "por una cuestión de honestidad". "Me fui porque ya no daba el nivel; se dijo que no quise renovar, pero no se explicó bien el porqué", dice ahora, y a continuación recomienda a Sergio Aragoneses que disfrute. "Es un grandísimo portero que, aun siendo veterano, tiene que disfrutar; y lo hará porque viene de ganar dos batallas durísimas por la vida", añade. Eso sí, no se ve igual a él. "Sergio está más loco", bromea.