El Villarreal hizo de hexacampeón

Liga BBVA | Barcelona 1 - Villarreal 1

El Villarreal hizo de hexacampeón

El Villarreal hizo de hexacampeón

Pedro adelantó al Barça y Fuster empató. El Submarino reclamó dos penaltis. Messi, en el palco. Primeros dos puntos que vuelan del Camp Nou

Dio un pequeño saltito dentro del área técnica, cerró los puños en claro gesto de rabia y grito para aliviarse: "¡Vamos!". Ernesto Valverde pretendía demostrar a todo el mundo que podía frenar al Barça en su estadio sin estar cerrado, ni dar patadas; trenzando el fútbol con lógica, basculando con criterio y atendiendo a la práctica con velocidad. Sin estresarse, sin entrar en la precipitación, sin agitar en demasía su corazón, el Villarreal se llevó un punto de oro en su sensacional escalada por su posición natural en la tabla, los puestos de Champions League. La reacción del extremeño vino dada por el gol de Fuster, un canterano de 27 años que regresó a casa el pasado verano (fue máximo goleador del Elche la pasada temporada con 13 goles) y que antes de anotar tuvo un par de ocasiones para haber adelantado trabajo: un remate de cabeza en la primera parte (minuto 27) y un tiro ajustadísimo al palo derecho de Valdés un minuto antes de dar la primera alegría del año a su entrenador.

Decir que el Barça parece cansado no es una novedad. Plagado de bajas (Touré y Keita con sus selecciones para la disputa de la Copa África; Messi en el palco recién llegado de sus vacaciones e Iniesta, muy activo, pero aún tierno para un partido entero), los culés dejaron escapar los dos primeros puntos del Camp Nou en lo que va de temporada. Hasta anoche había acumulado siete victorias consecutivas (cierto es que en Champions perdió ante el Rubin Kazán, 1-2), pero algún día tenía que romperse la racha. Justo antes de las Navidades, el día que el Espanyol visitaba l'Estadi, el equipo de Pochettino estuvo cerca de lograrlo, pero un increíble penalti señalado por Iturralde González (de Baena a Xavi), le dio la ventaja final al Barça. Como no podía ser de otra manera, ayer también hubo lío. En dos minutos (del 38 al 40 de la primera parte), Alves y Puyol pudieron infringir el reglamento al derribar a Marcano (agarrón clarísimo del brasileño culé) y a Nilmar, en una pugna con el capitán del Barça.

Pese a que Pedro había puesto en ventaja al hexacampeón (ayer ofreció los trofeos a la afición), pronto se vio que el triunfo sería complicado de abrochar. Un remate de Henry se estampó en el larguero y el rechace le cayó al canario, que controló con el pecho y remachó cruzado ante la media salida de Diego López: reclamó el gallego fuera de juego, pero no tenía razón, Pedro estaba habilitado. Era el minuto siete de partido.

Iniesta.

Fue una inyección de talento, de lógica, de saber estar sobre el césped. Estuvo cerca de hacer el segundo (64'), pero López se fajó a mano cambiada y buscando la foto. El Barça se ahogaba ante la precisión del toque visitante y su velocidad. Senna se hizo el amo de la zona ancha, muy bien acompañado, mientras que a Busquets y Xavi se les hacía un mundo la construcción y el poder combinar con criterio. Jonathan cumplió en su estreno: el mexicano tiene talento y no arriesgó mucho en sus acciones, pese a que fue cambiado.

Así que volaron los dos primeros puntos del Camp Nou y el Madrid podría ser líder esta noche. No pudo el aún puntero del campeonato, muestra del cansancio acumulado del hexacampeón.

Villarreal: tres años sin perder

Queda claro que el Villarreal es el equipo que más se le atraganta al Barcelona en los últimos años. Con el empate de ayer, los castellonenses llevan tres temporadas sin salir derrotados del Camp Nou. El 9 de marzo de 2008 venció por 1-2 y la pasada temporada, el día que los culés esperaban asegurarse el campeonato de Liga, acabaron empatando a tres goles. Ayer, otro empate.