Temas del día

Guardiola les exige el Mundialito

Mundialito de clubes | Barcelona

Guardiola les exige el Mundialito

Guardiola les exige el Mundialito

Pep Guardiola sabe hasta dónde puede apretar a sus jugadores. Con los movimientos calculados y con las sesiones preparadas desde hace mucho tiempo, se siente preocupado por la fatiga acumulada por sus hombres en las últimas semanas, algo que tendría más controlado de no ser por el largo viaje, con escala incluida en Turquía, que les trajo a Abu Dhabi en los Emiratos Árabes.

No hay torneo que obsesione más a Pep Guardiola que el Mundial de clubes. Desea cerrar el entrenador el curso 2009 con un nuevo título (serían seis), algo que consagraría a los azulgranas como mejor equipo del año, del mundo y posiblemente de la historia reciente. Le cayó en el sorteo de semifinales al Atlante mexicano (mañana 17:00, Tele 5), equipo que en la primera ronda dejó en la cuneta al Auckland (3-0, en cuartos).

Tiene tanto respeto Guardiola a la competición, que se lamenta de no haber podido descansar lo suficiente, más después del largo viaje de 11 horas (escala de manera obligada en Estambul), además el técnico ha ido recordando de manera elegante que el Barça nunca fue capaz de alzar el trofeo, pese a que tanto en 1992 y 2006 partió como favorito, pero regresó a casa con la decepción de ver a sus rivales brasileños (Sao Paulo e Internacional de Porto Alegre) como triunfadores. Siendo un campeonato de nuevo cuño (se hizo una edición en 2000, que enfrentó a Corinthians ante Vasco de Gama), no cogió exclusividad hasta hace cuatro años (2005), cuando el Sao Paulo tumbó al Liverpool de Rafa Benítez.

Pese a todo, el origen de la competición data de hace ya varias décadas y se ideó para demostrar qué equipo era el más fuerte del mundo. Así, en 1960, el Madrid se impuso a Peñarol en la primera edición. La competición estaba diseñada a doble partido, y los blancos amarraron un buen empate a cero en El Monumental de Montevideo para sentenciar a los charrúas 5-0. Pasaron los años, fueron desfilando campeones hasta que aparecieron los líos. Si les explicábamos que en 2000 el Corinthians ganó el Mundial, ese mismo año, Boca Juniors derrotó al Madrid en Tokio (2-1) en la Intercontinental, que resistía como podía. ¿Entonces? Problemas con el dinero y los patrocinadores.

Mientras el Mundial de Clubes de la FIFA tuvo un parón (de 2001 a 2005), la Intercontinental seguía disputándose a partido único, aunque en 1975 y 1978 tampoco se disputó. Esto duró hasta 2004, año en el que el Oporto derrotó al Once Caldas (8-7) en los penaltis. A partir de entonces todo se recondujo, la FIFA pudo trabajar en un solo proyecto del que ahora el Barça busca ser su campeón.

Por otro lado, Lionel Messi no apareció por el campo de entrenamiento del equipo, ayer por la mañana. El argentino se quedó en el gimnasio del lujoso hotel de concentración con el fisio Juanjo Brau. Lo más probable es que Messi no dispute el partido de mañana ante los mexicanos del Atlante, repose bien y que sí que pueda participar en la esperada final, si es que los culés la alcanzan.