Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Ligue 1
Euroliga
FINALIZADO
Olympiacos OLY

68

Zenit San Petersburgo ZEN

77

Xisco y el colista impulsan al Racing

Liga BBVA | Racing 3 - Xerez 2

Xisco y el colista impulsan al Racing

Xisco y el colista impulsan al Racing

juan manuel serrano arce

Su golazo permite a los cántabros salir del descenso. El Xerez se adelantó gracias a Bermejo, gustó y mereció más. Los de 'Portu' ganan por fin en casa

El Racing logró por fin vencer en El Sardinero, tras siete meses sin hacerlo, a costa de un colista que juega como un grande y que pierde porque tiene mimbres de novato. El conjunto de Ziganda, al que Pernía entrevistó en verano y descartó por pedir lo que un campeón de Europa, se puso por delante en el marcador en la primera ocasión que tuvo y si cayó en Santander fue por la bisoñez de su defensa y no por el gran planteamiento mostrado. Analizadas las sensaciones que dejó el equipo andaluz tras su paso por Santander podría tildarse el resultado final como injusto, aunque visionadas las claras ocasiones locales (dos de Tchité mano a mano, una más de Colsa a bocajarro y otra mejor de Torrejón) las opiniones cambiarían opuestamente. Por lo que habrá que ser precisos en el juicio: pudo pasar de todo, entre otras cosas porque con ambas defensas cabe esperar cualquier cosa y ninguna buena para sus intereses.

Floja salida.

Los primeros compases del Racing fueron lo más desastroso que uno recuerda. Imprecisiones numerosas y gazapos variados. El Xerez, más templado y preciso, escarbó en el caos y arrojó el enésimo jarro de agua fría a una afición paciente. La jugada del 0-1 basculó de banda a banda hasta finalizar en una volea al segundo palo de Momo que bien pudo ir a la playa. Sin embargo, su disparo defectuoso se estrelló con violencia y de forma picuda contra el césped hasta recuperar el vuelo de serie y superar la envergadura de Coltorti. El balón se colaba lentamente pero Mario Bermejo cabeceó su trayectoria con más fuerza para recordar que no se le ha olvidado el oficio de marcar goles.

Tras el tanto inicial del ex racinguista, el Racing tembló y nada de lo que hizo daba visos de traer algo bueno. La defensa comenzó a dudar sostenida en la desconfianza que crea Coltorti. El portero que mejor se entrena y el que peor fortuna tiene cuando juega. Morris no se hallaba, ni corría por su carril en ataque ni lo protegía en defensa, y Henrique rescató los defectos que dejó olvidados en Cornellá. Sólo mejoró el juego cántabro cuando Lacen recuperó los galones. Con su resurgir, despertó el Racing y fue el momento en el que Tchité aprovechó su salvaje carrera para ponerse dos veces frente a Renan. En la primera se cebó y en la segunda, tras fallo de Aythami, se precipitó recordando que lo que un día pagó el Racing por él fue por su potencia y, sobre todo, por la calidad que no atesora.

Era evidente que El Xerez había reculado por inercia después de haber dado un primer aviso de cómo se debe tratar al balón. Y lo pagó. Mediado el primer asalto, Lacen puso la igualada con un zapatazo desde la frontal que burló a Renan tras chocar en un defensa. Del cuarto de hora restante hasta el descanso sólo hubo sobresaltos por otra mala salida de Coltorti y merced a una chilena de Moral.

Partido loco.

En la segunda mitad llegaron las mejores noticias para el equipo local con el tempranero tanto de Arana, recién salido al campo. Su centro-chut desde la izquierda, a la salida de un córner, se coló por la escuadra con más suerte que acierto dejando claro que este Racing logra a arreones lo que no consigue hilvanando. Pero también hubo sustos. Antoñito, otro ex verdiblanco, empató veinte minutos después para el Xerez con un disparo envenenado desde la frontal en el que Coltorti pudo hacer mucho más: pararlo.

Dado el historial de los de Portugal en casa nadie confiaba en el triunfo, excepto Xisco. El único fichaje que no se había estrenado como titular en liga y el que mejor rendimiento de todos ha ofrecido en proporción minutos-goles. Su fe llevó a su equipo a tener siempre una referencia constante, a sentenciar al final con un cabezazo prodigioso, a pase de Munitis, y a reafirmar con él dos cosas: que el Racing despega por fin y que el Xerez, un rival directo en las mazmorras, se hunde sin pausa, sin remedio y sin nadie que lo gobierne.

Peor entrada y nuevos abonos

La de ayer fue una de las peores entradas en los últimos tiempos en El Sardinero en Liga (14.439 espectadores), aunque el frío siberiano tuvo mucho que ver. A partir de hoy el club intentará paliar tanto vacío con la venta de abonos para la segunda vuelta, que incluirán los partidos ante el Tenerife y el Valladolid y la Copa del Rey ante el Alcorcón.