Domínguez: "Ganar en Nou Camp fue hazaña, el Barça es el mejor equipo del mundo"

Liga de Campeones | Rubin Kazan - Barcelona

Domínguez: "Ganar en Nou Camp fue hazaña, el Barça es el mejor equipo del mundo"

Domínguez: "Ganar en Nou Camp fue hazaña, el Barça es el mejor equipo del mundo"

El ex jugador de River Plate y Zenit San Petersburgo está convencido de que la única forma de repetir la gesta es jugar igual en casa que en el Nou Camp: "Bien juntitos y compactos".

El futbolista argentino Alejandro Domínguez, la estrella del Rubín Kazán, aseguró hoy a Efe que la victoria que logró su equipo hace dos semanas en el Nou Camp fue "una hazaña", pero que el Barcelona sigue siendo "el mejor equipo del mundo".

"Ganar en Barcelona fue una hazaña impensable. Antes del pitido inicial todos daban el partido por perdido, pero tuvimos la suerte de aprovechar dos de las tres oportunidades que tuvimos", dijo Domínguez antes de enfrentarse el miércoles al equipo español.

El ex jugador de River Plate y Zenit San Petersburgo está convencido de que la única forma de repetir la gesta es jugar igual en casa que en el Nou Camp: "Bien juntitos y compactos".

"No podemos dejar de ser humildes y creernos más de lo que somos. Tenemos correr y ayudarnos como siempre. Debemos jugar como más nos conviene", insistió.

El argentino reconoce que los equipos grandes encuentran cada vez más problemas para jugar al fútbol, ya que "los pequeños se encierran con diez jugadores metidos en su campo", como se pudo ver en Barcelona.

"El equipo grande, que juega bien, tiene que asumir todo el peso del partido y a veces no le salen las cosas y pierde. El Barcelona tuvo mala suerte al no poder convertir sus ocasiones. Pudo ganar tranquilamente", apuntó.

En cualquier caso, Domínguez cree que, "aunque perdiera contra el Rubín, el Barcelona sigue siendo el mejor equipo del mundo y el favorito a ganar la Liga de Campeones. Perdió contra nosotros y después le metió seis al Zaragoza".

"En nuestro estadio será un partido muy lindo. Nosotros somos más fuertes en casa que fuera. La cancha es más chica que el Nou Camp y el frío también complicará las cosas al Barcelona. Sus jugadores no están acostumbrados a las bajas temperaturas", manifestó.

De los jugadores del Barcelona, Domínguez considera que los que marcan la diferencia son su compatriota Messi y al sueco Ibrahímovic, aunque el equipo español "es muy completo y tiene jugadores buenos en todas las líneas".

"Todos tratan bien la pelota. Dominan tanto el juego que casi aburre, pero a mí me gusta ese fútbol. Es bárbaro. Messi puede desequilibrar en cualquier momento y decidir el partido con una gambeta en cualquier parte del campo", dijo.

Mientras, añadió, "Ibrahímovic es una bestia. Es muy fuerte físicamente y, además, tiene una buena técnica y un gran control de balón", comentó.

Sea como sea, el argentino cree que el Rubín, equipo que debuta en esta competición, "tiene oportunidades de clasificarse para la segunda fase".

"Hay que ser realistas, ya que somos el equipo más modesto y nos falta experiencia, pero dependemos de nosotros. El Barca, Inter y Dinamo son los que tienen toda la responsabilidad de pasar. Ellos tienen más presión que nosotros", dijo.

Domínguez asegura encontrarse en "muy buena forma física", pese a no haber disputado la pretemporada por su precipitada salida del Zenit, gracias al preparador físico del equipo ruso, el español Raúl Ruiz. "Gracias a Ruiz he perdido varios kilos y me encuentro mejor que nunca en mi carrera. Él me ha ayudado a mejorar mi condición física", apunta.

El jugador más desequilibrante del Rubín y su máximo goleador en liga (15) y "Champions" (2), no ahorra halagos sobre sus compañeros, como el defensa español César Navas y el delantero centro ruso Bujárov.

"Navas es importantísimo para nosotros. Aporta seguridad en defensa y salida del balón. Es muy bueno con el balón para ser defensa. Da pases muy precisos", indicó.

En cuanto a Bujárov: "Es un jugador muy fuerte en el área y goleador. Aún puede mejorar y lo hará. Ha estado parado por lesión, pero reaparecerá frente al Barcelona, lo que es crucial para el equipo".

En lo que se refiere a su futuro, Domínguez asegura que abandonará el Rubín en diciembre, cuando expire el contrato por un año que suscribió con el club ruso, donde ya jugó entre 2004 y 2006. "Quiero cumplir mi contrato y marcharme a otro país. Quiero estar cerca de mi familia. Me gustaría jugar en España, pero no he decidido aún mi rumbo", apuntó.

Domínguez asegura que "ahora no piensa en su futuro y que dará todo lo que tenga en los próximos partidos, ya que el Rubín siempre se ha portado muy bien conmigo". El argentino (28 años), que pese a no ser nunca titular indiscutible en el Zenit conquistó en sus filas la liga (2007), la UEFA y la Supercopa de Europa (2008), es pretendido por el Espanyol y el Zaragoza, entre otros equipos, según la prensa española.