Pep reta al cansancio

Liga BBVA | Barcelona - Zaragoza

Pep reta al cansancio

Pep reta al cansancio

enric fontcuberta

Una vuelta de tuerca más al equipo y a pensar en las rotaciones. Pep Guardiola saldrá con todo esta noche ante el Zaragoza, un equipo venido a menos pero que sabe lo que es complicar la vida al Barça en el Camp Nou. No valen excusas. Messi, Ibrahimovic, Xavi, Iniesta... Con la calidad que tienen deberían ganar sin bajar del autobús, como decía Helenio Herrera. Pero el fútbol es contacto, habilidad y psicología. Y la del Barça parece tocada. Desde que Sergio Egea, segundo de Hugo Sánchez en el Almería, lo viera claro y recomendara a su superior que prescindiera de Chico y de Ortiz para secar a Xavi e Iniesta, los nervios de Guardiola y del barcelonismo parecen alterados. Es más, al equipo se le ve algo ramplón, previsible, sin la velocidad habitual y cansado, muy cansado.

Dijo el entrenador tras vencer a los andaluces que tenía alternativas al juego, pero aún no las ha mostrado. Un empate en Valencia (0-0) y la primera derrota en partido oficial ante el Rubin Kazán (1-2), tiñen de cierto dramatismo el encuentro. Una derrota culé comenzaría a encender las luces de neón al cartel que hace mucho que está apagado en el Camp Nou y que anuncia la crisis.

La banda.

Puyol regresará al lateral derecho, una posición que ya no le acaba de sentar bien y que exigirá máxima concentración por su parte. Renovado esta semana hasta 2013, el defensa verá cómo Chygrynskiy y Piqué actuarán por el centro, y los dos deberán darle salida a la pelota si es necesario; Márquez, lejos de su mejor forma, regresará al banquillo.

Y delante estará un Zaragoza con ganas de rascar, pese a los constantes elogios verbalizados por su entrenador. Los aragoneses desembarcarán con el joven Ander en la creación, buscando la elegancia de Lafita y Jorge López, la contundencia de Arizmendi y la seguridad de una zaga nacional (Ayala está lesionado) amarrada por Carrizo, que deberá estar acertado ante las acometidas de la nómina de estrellas que hace del Barcelona el mejor equipo del mundo. Huele a partidazo. Unos están obligados; los otros, esperanzados. Ya les contaremos.