"Negredo volverá: tiene corazón madridista"

Van Nistelrooy

"Negredo volverá: tiene corazón madridista"

"Negredo volverá: tiene corazón madridista"

jesús aguilera

Van Nistelrooy (33 años) lleva un calvario con las lesiones. Primero fue operado de la rodilla derecha y superó nueve meses de baja. Se lesionó de nuevo el 20 de septiembre con una rotura fibrilar, pero regresará esta semana con el grupo. Habló con AS y analizó a todos sus herederos.

¿Qué tal está?

Ahora bien. Han pasado tres semanas y ya he empezado a correr. Esta semana estaré con el equipo y a partir de ahí estoy listo para cuando quiera el míster. Tengo que entrenarme con el equipo y ya veremos cuando llega mi momento.

Mala suerte la suya. Le marcó al Xérez y se lesionó.

Me sentí mal dos o tres días. Estaba disgustado, pero luego cogí fuerza y ánimo y empecé otra vez. Pienso en positivo. El año pasado jugué hasta noviembre y ahora jugaré a partir de noviembre. ¡No quiero trabajar más con los médicos, ya les he visto suficiente en estos meses! Ojalá no les vea en mucho tiempo.

Los nueve meses que estuvo de baja los tiene clavados.

Ahora lo disfruto todo mucho más. Estuve ocho meses en el gimnasio, donde peleé día a día para mejorar y no sabía si todo saldría bien. A pesar de este último contratiempo, sé que todo ha ido perfecto y veo el futuro con mucho optimismo.

¿Qué fue lo más duro de esos nueve meses?

El día a día. Tuve que trabajar muchas horas al día, pero tenía que hacerlo, no había otra. A veces fue difícil porque el trabajo no era divertido. En el gimnasio tuve que hacer muchas pesas, trabajo en bicicleta y en el agua para mantener la forma física. Nueve meses son muchos...

¿En algún momento tuvo momentos de flaqueza y bajó los brazos?

Sí, hubo un momento que le dije al doctor que no aguantaba más en Madrid. Le pedí salir con mi familia cuatro o cinco días a Holanda o a la playa. Fue en la mitad de la recuperación, por el mes de abril. Me dio permiso y me dijo: "Vete una semana tranquilo porque has trabajado muchas horas". Y fue muy buena, pero esos días seguí trabajando en el gimnasio y pensé: "Soy tonto". Esa situación era porque yo quería, pero disfruté mucho con mi mujer y mis hijos. Meditamos sobre el futuro porque en ese momento no sabíamos que iba a pasar con mi vida.

¿Qué le decían sus compañeros durante ese tiempo?

Lo mejor de todo es que siempre trabajaba en Valdebebas. Yo no quería estar fuera del equipo. Entonces ellos me veían cada día. Me vieron con muletas, luego andando solo, luego corriendo, con balón. Venían y me decían: "¿Cómo estás?", y cuando iba mejorando me alentaban: "Ruud, vamos, sigue así. Tú puedes". Me dieron mucho ánimo.

Y después de este último contratiempo, ¿piensa que puede llegar a su mejor nivel?

Mi rodilla está bien y ahora mi lesión ha sido otra. Pellegrini, antes de lesionarme, ya me dijo que tenía que seguir entrenándome y coger el ritmo de resto del equipo. Mi objetivo está claro: jugar y ser uno más. El entrenador me necesita en mi mejor forma y la tendré. Y cuando llegue a ella él sabe que tiene un delantero más para todo.

Retrocedemos al 24 de agosto, en el Trofeo Bernabéu. Sale del banquillo a calentar y el estadio enloquece.

Míreme, aún se me ponen los pelos de punta. No me imaginaba que fuera así. Estaba concentrado en calentar bien y en los minutos que iba a jugar. Al salir y ver aquella reacción de los aficionados, me encantó. Las reacciones de la gente cuando me lesioné fueron alucinantes. Guardo todas las cartas y correos que me escribieron aquellos días...

Por cierto, nos ha sorprendido un reportaje suyo paseando por las calles de Madrid y afeitándose en una barbería.

Le confesaré que no era real, no lo hago así habitualmente, pero se trataba de un documental. Es de un programa diferente para la televisión holandesa. Ya participé dos o tres veces antes. Fue la primera vez que me afeitaba en una barbería. El presentador es un actor de teatro y tiene unas ideas algo diferentes.

Hablemos del Madrid. AS publicó el pasado miércoles que el club recuperará a Parejo y Negredo el próximo año...

Ya lo sabía yo. Está claro que son jugadores con mucha calidad. Son madridistas de corazón y deben volver. Durante la pretemporada le dije a Negredo que me gustaba mucho su estilo. Le he visto entrenarse, jugar y me encanta. De hecho, está demostrando su calidad en el Sevilla. En cierto modo, juega como lo hago yo: mueve, toca y remata. Es un chaval humilde, que tiene el corazón en el Madrid y pertenece a la cantera blanca, así que

Siente que si vuelve Negredo usted no tendrá sitio en el próximo Madrid.

Vamos a ver. Yo no pienso en el año que viene. Pienso en el hoy y mi objetivo es jugar, meter goles y volver al nivel que tenía antes de la lesión. Y si vuelvo a ese nivel ya veremos lo que sucede.

Al principio del verano se habló de la salida de todos los holandeses. ¿Se han sentido perseguidos?

Yo personalmente no. Cuando en verano leí el tema de los holandeses, aunque lo soy, nunca me sentí parte de ellos. Y el resto tampoco. Sabían que había otro presidente y otro entrenador y podían pasar esas cosas. Es cierto que todos se querían quedar aquí, pero los tres que se han ido se han marchado a buenos equipos.

En boca de todos está la lesión a Cristiano. ¿Ve excesiva dureza en las entradas a los jugadores del Real Madrid?

En cada partido dos o más rivales se encargan de él y prueban todo lo posible para pararle. Pero, antes de lesionarse, estaba en un momento tan bueno que era difícil frenarle, así que los contrarios lo prueban todo, incluso lo más feo. Hay que evitar estos gestos. Los árbitros tienen que estar atentos y si no, con las imágenes también se pueden tomar decisiones. En Inglaterra si el árbitro no lo ha visto, toma nota la Federación y castiga. Así nunca se escapan de una sanción los que hacen estas faltas.

También Drenthe lesionó a Bertrán y el jugador del Tenerife estará cuatro meses fuera de los terrenos de juego.

Salió y pidió perdón, pero es consciente de que hizo una entrada dura. Yo sé que no iba a lesionar al jugador, pero debe tener cuidado porque en este momento en el fútbol hay demasiadas entradas, y esto debe desaparecer.

¿Usted cree que para que juegue Raúl siempre se condiciona el once del Madrid?

Tenemos una plantilla de 23 futbolistas y jugamos con todos. Cada partido el míster rota bastante.

No me ha entendido la pregunta. Le decía que Raúl juega siempre.

No. Él rota también. Hay jugadores que rotan más que otros, pero eso no es un tema importante.

El capitán le hizo dos goles al Valladolid el sábado. ¿Piensa que está acabado, como sostiene mucha gente?

No. Esto lo dicen siempre. En los últimos diez años, dos o tres veces por año. Creo que lleva tanto tiempo en esto que la gente ya no sabe qué decir o escribir. Es un profesional, tiene un gran compromiso con el equipo y el club. Y en los entrenamientos trabaja siempre.

¿Cree que ésta será una Liga bipolar, es decir, para el Madrid o el Barcelona?

En estos momentos no porque el Sevilla está ahí. Está jugando bien en la Liga y en la Champions y pueden hacer algo importante, pese a su derrota ante el Depor. Nunca puedes decir esto de antemano, hay que respetar y, sobre todo, porque nos ganaron 2-1. Debemos pensar en nosotros y ganar los máximos partidos posibles. Con eso será suficiente.

¿Cuántos goles le servirá Kaká esta temporada?

Ojalá que sean muchos. Esta plantilla es de primer nivel. Por la manera de jugar ahora, con dos puntas, con Cristiano bien y Kaká moviéndose con libertad, con los laterales que suben y en el centro con Lass y Xabi Alonso, habrá muchas oportunidades arriba.

¿El gol está asegurado?

Sí, es la sensación, pero porque tenemos mucha calidad. Tenemos mucha gente que pueden ver portería.

Le pregunto por sus compañeros de ataque. ¿Cómo ve a Benzema?

Tiene todo para ser un gran delantero: buen toque, buena técnica con ambas piernas y velocidad. Es un gran fichaje con el precio que ha costado. Pero como ha venido Kaká y Cristiano ha estado más tapado. Insisto, será un grande.

¿Y a Higuaín?

Ha mejorado mucho, y no me refiero sólo a sus goles. Es importante para nosotros que esté muy centrado porque siempre que juega nos ayuda. Pero lo mismo sucede con otros jóvenes como Gago y Marcelo, que en mi opinión son de los mejores del mundo a su edad.

¿Y con Florentino ha tenido la posibilidad de charlar desde que llegó a la presidencia?

Le conocí en el partido contra el Espanyol, cuando firmamos autógrafos a las puertas del hotel. La primera vez que le vi fue en Barcelona y, el día que me lesioné contra el Xérez, vino a verme, hablamos bien y me dio mucho ánimo. Eso ha sido muy importante para mí.

Todavía no hemos hablado de la final de la Champions en el Bernabéu.

Todo el mundo sabe que es nuestro reto esta temporada. Es muy grande, pero es mejor que entre nosotros no hablemos demasiado de este tema. Antes tenemos que jugar muchos partidos y ojalá que llegue este día para nosotros.