Competición
  • Premier League
  • Serie A
  • Liga Portuguesa
Premier League
Serie A
Liga Portuguesa

Un Illescas orgulloso se volcó con De Gea

Liga BBVA | Atlético de Madrid

Un Illescas orgulloso se volcó con De Gea

Un Illescas orgulloso se volcó con De Gea

AS fue testigo del cariño que recibió de sus vecinos tras el debut en Primera. Desde el alcalde al último niño se fotografiaron con él.

Tranquilidad y sencillez. Eso es lo que transmite De Gea el día después de su gesta en el Calderón, con un penalti parado a Babic y salvando los trastos en el minuto 87 cuando despejó una falta de Jorge López. Para sus vecinos de Illescas sigue siendo el mismo niño que corría por las calles de este pueblo toledano y todos hablan orgullosos del portero rojiblanco. "Estamos muy contentos. El chaval ha respondido cuando ha tenido que dar la cara y es un orgullo para todos los illescanos", comentaba un asistente del Illescas-Gimnástico Alcázar, de Tercera División.

De Gea posó para AS en el campo de fútbol municipal de su pueblo, donde se disputaba el partido, pero el arquero se formó como futbolista en la Escuela de Fútbol de Casarrubuelos, asociado con el Atlético. Fue allí donde Diego Díaz, portero del Atlético de 1991 a 1995, lo vio y le invitó a entrenarse con las categorías inferiores del club colchonero cuando David tenía 13 años. Con su trabajo encandiló a los responsables del fútbol base y De Gea comenzó así su carrera como jugador rojiblanco en 2003. En la Escuela de Fútbol de Casarrubuelos, en la que estuvo nueve años, le recuerdan y ayer también le felicitaban por su trabajo ante el Zaragoza.

El cariño de Illescas también tuvo su cara institucional. El alcalde de la localidad, José Manuel Tofiño, estaba viendo el encuentro y bajó de la grada para darle la enhorabuena. Antes de su debut en Primera el ayuntamiento ya le reconoció su trabajo cuando le otorgó el premio al Mérito Deportivo el año pasado.

El afecto es normal teniendo en cuenta que es un pueblo relativamente pequeño, casi 20.000 habitantes, y que el guardameta, aunque nació en Madrid, ha vivido toda su vida en Illescas. Desde allí recorre cada mañana 57 kilómetros para entrenarse en Majadahonda. Su padre es el encargado de traerle y llevarle porque David, aunque ya es mayor de edad, aún no se ha sacado el carnet de conducir.

Recuerdos.

De Gea comentó las fotos de sus paradas ante Oporto y Zaragoza. Sobre todo la parada del penalti a Babic: "Estaba tranquilo, pero cuando se coreó mi nombre se me pusieron los pelos de punta". Todos querían una foto con él, sobre todo jóvenes, muchos de ellos amigos de la infancia o compañeros de pupitre. Él lleva bien la fama y se va acostumbrando a ella. Deberá hacerlo si como vaticina Abel se convierte en un gran portero.