Temas del día

El regreso de Iniesta

Liga de campeones | Barcelona - Dinamo Kiev

El regreso de Iniesta

El regreso de Iniesta

rodolfo molina

Cubrirá la baja de Henry, en su estreno como titular

Sonará el himno de la Champions League por primera vez esta temporada en el Camp Nou, y allí, en la formación, estará Andrés Iniesta, merecedor de tanta solemnidad. Don Andrés, un jugador que si se tiñera el pelo, se rapara al cero o se tatuara el cuerpo sería mejor reconocido por los medios y acapararía premios individuales, acude para hacer del Barça el equipo que a la eficacia añade un juego excelente. Porque el Barça de Pep Guardiola versión 2.0 sigue ganando, incluso goleando, pero con el toque de Iniesta tendrá en la mano todas las cartas que resuelven las partidas más fulleras.

Vuelve Iniesta porque Guardiola y los médicos creen que ya está fuera del peligro de una recaída. Ha llovido desde que el soci lo vio en casa la última vez: fue el 20 de mayo, ante el Villarreal (3-3). Y vuelve también porque Thierry Henry no se ha recuperado de la elongación en un abductor que se trajo de Málaga. Nadie lamentará el cambio, porque Henry suma nueve partidos sin marcar un gol, exactamente desde aquella gloriosa tarde del 2-6 en el Bernabéu. Es decir, que el francés lleva casi tanto tiempo seco como Iniesta sin poder ser titular.

Las armas. El Dinamo viene de hacer los deberes ante el Rubin en la primera jornada. Es decir, que en su tarjeta de visita lo que más reluce es su condición de transitorio líder del Grupo F. En las temporadas últimas sólo se ha hablado del Shakhtar en relación con el fútbol ucranio, pero entre Shakhtar y Dinamo hay pocas cosas en común. La fuerza extranjera del Shakhtar es brasileña, como complemento a lo que no tienen (toque y clase), mientras que el Dinamo ha fichado más acorde al perfil ucranio, físico, y se ha reforzado con jugadores del Este o africanos. Así, plantearán un partido físico, por lo que la clave será tener la pelota y evitar el choque en el mediocampo.

Un nombre surge con más peso que ningún otro cuando se habla de control del juego: Xavi Hernández. Si se le encienden las luces, ya puede girar el Dinamo.

Los ucranios regresan al escenario del 0-4

El Dinamo de Kiev pasó por el Camp Nou en la fase de grupos de la Champions League 1997-98 y dejó a su paso el cadáver de Vitor Baia, a la sazón portero del Barcelona que dirigía en su primera etapa Louis van Gaal. La noche del 5 de noviembre de 1997 un joven y desconocido Andrei Shevchenko, de 21 años, marcó un hat-trick -el primero de su carrera- que lo lanzó a la fama internacional, junto a su compañero Serhiy Rebrov, autor del cuarto tanto. Baia fue el rostro visible de un equipo que tuvo una actuación deplorable aquella noche. La web del Barça ha preferido, claro, recordar la anterior visita del Dinamo al estadio, la de la edición 1993-94, que se saldó con un rotundo 4-1.