Álvaro Mejía renueva su contrato con el Real Murcia hasta 2013

Liga Adelante | Murcia

Álvaro Mejía renueva su contrato con el Real Murcia hasta 2013

Por otro lado, el centrocampista argentino Guillermo Pereyra ha indicado hoy en su presentación que su fichaje supone "volver al primer plano", después de haber estado en Suiza y en Rusia

El defensa y capitán del Real Murcia Álvaro Mejía ha renovado hoy su contrato con el club grana hasta 2013, según ha hecho oficial la entidad en un comunicado.

Álvaro Mejía Pérez, de 27 años -nació el 18 de enero de 1982 en Madrid- y que llegó al Murcia hace un par de temporadas procedente del Real Madrid, tenía contrato en vigor hasta 2011, y las negociaciones para prorrogar este vínculo se han resuelto con una ampliación por dos campañas más. En principio, Mejía, dada su elevada ficha, parecía no entrar en los planes del club para Segunda División, que incluso se planteó su traspaso a otro equipo, pero el hecho de que el entrenador grana, José Miguel Campos, lo considerase un futbolista importante para sus esquemas ha hecho que finalmente se quede.

"El entendimiento entre club y jugador ha sido total, ya que la entidad quería seguir contando con los servicios del defensa, y éste se siente muy identificado con el equipo, por lo que el reajuste en el contrato entre ambas partes llegó a buen puerto", ha apuntado el club en su comunicado.

Por otra parte, el director deportivo de la entidad, José Antonio García Franco, ha indicado que en los próximos días se pueden cerrar algunos fichajes más, así como que jugadores como el centrocampista bosnio de origen senegalés ''Buba'' Dialiba y el delantero serbio Ranko Despotovic podrían salir del club en breve. De hecho, por Despotovic hay una oferta en firme del Girona, que el jugador está estudiando, según García Franco.

Pereyra dice que fichar por el Murcia supone para él "volver al primer plano"

El centrocampista argentino Guillermo Pereyra, quien ha sido contratado por el Real Murcia, equipo de Segunda División, ha indicado hoy en su presentación como jugador grana que su fichaje supone "volver al primer plano", después de haber estado en Suiza y en Rusia.

Pereyra, quien procede del Lokomotiv ruso y anteriormente militó en el Young Boys helvético y en el Mallorca, con el que compitió en la Primera División española, ha firmado un contrato por dos años. El mediocentro, de 29 años -nació en Río Cuarto el 20 de febrero de 1980- y que se formó en el River Plate, tenía la opción de regresar al club argentino del que salió, pero finalmente se decantó por seguir en Europa y volver a España.

"Siempre que uno empieza una etapa nueva, lo hace con mucha ilusión para devolver la confianza que depositan en él. Para mí es muy gratificante estar acá, y estoy con muchas ganas de empezar a trabajar y de demostrar que han acertado al ficharme", ha dicho. En España, ha recordado, vivió "buenos momentos, y es una de las ligas más competitivas. La Segunda también tiene una gran repercusión", lo que le permite "volver al primer nivel", del que ha comentado haber salido al ir a Moscú y a Suiza, y al que podía también haber regresado de fichar por el River.

El futbolista sudamericano arrastra algunas molestias, pero quiere "acortar los plazos para reaparecer y poder estar cuanto antes con el grupo". Sobre la Segunda División, Pereyra ha comentado que, a pesar de que no ha jugado en un equipo de esa categoría, sabe que "es una competición dura y larga, en la que no se puede regalar nada y hay que tener solidez para pelear por los objetivos", y el del Real Murcia "es estar el año que viene en Primera". En relación a su posición el campo, el argentino ha dejado claro que es "mediocentro defensivo", pero trata de "sumar en cualquier posición", pues ha "actuado en otras demarcaciones", que no le suponen "ningún problema".

El hecho de actuar en el eje del centro del campo en un equipo llamado a luchar por el ascenso puede ejercer un exceso de presión para Pereyra, pero él ha indicado que "es una palabra que en el fútbol se utiliza mucho, pero uno trabaja día a día para hacer las cosas bien y rendir para el equipo sin pensar más allá". El nuevo futbolista grana vio a sus compañeros el jueves en el partido de presentación empatado a cero ante el Osasuna, de Primera División, y sus sensaciones fueron buenas, como ha dicho. "Mi primera impresión fue muy buena, y el equipo me gustó mucho, pues lo cierto es que no se veía diferencia de categoría entre uno y otro", ha concluido.