Temas del día

¡Así, así, así golea el Madrid!

Amistoso | B. Dortmund 0 - Real Madrid 5

¡Así, así, así golea el Madrid!

¡Así, así, así golea el Madrid!

Robben se hincha en 45 minutos. Marcó un golazo y participó en otros dos. El primero, entre Xabi Alonso, Kaká y Granero, fue una maravilla.

El madridismo necesitaba una noche así. El pueblo, el equipo, Pellegrini... Y Robben, claro. Una noche grande y, encima, en Alemania, lugar siempre complicado para los blancos. Una noche para soñar: eso fue la de ayer. Porque como el juego no puede ser ahora el que se espera sea dentro de un par de meses, y esto es puro cajón, el festival fue de remate: y el que tiene eso, tiene una mina. Cinco goles, un balonazo de Cristiano al larguero. ¡Ay, madre el Madrid con espacios!

Todo empezó muy pronto, a los dos minutos, con un fabuloso gol de Granero: Kaká recibió de Xabi de espaldas a la portería y se inventó un taconazo que dejó al Pirata delante del meta. Disparo raso, ajustadito, un golazo digno de un centenario aunque te lo metan a tí. Eso debieron pensar los alemanes. Fue tan perfecto que nos acomodamos para ver un festival madridista, pero hubo que esperar. El resto del primer tiempo fue más espeso que fluido en un Madrid extraño pues Arbeola sufrió una sobrecarga por la mañana, lo que animó al técnico a situar a Lass de 2 y a Pepe de pareja de Xabi. Granero salió por Raúl en un Madrid con más centrocampistas.

Casillas, que se ha dejado barba y parece más santo que nunca (me recuerda un San José que tenía mi abuela en su casa), cantó un par de veces y salvó el empate otro par. Le costaba al Madrid tener la pelota ante un Borussia más rodado (lleva dos jornadas de Liga) y con banderillas negras en lo alto del lomo con el tremendo 0-1. Pero fue un Madrid serio. Bien plantado alrededor de Xabi, que saca la pelota que da gusto y está siempre en su sitio. Le faltaba control, rapidez, chispa. Le faltaba algo

Y apareció tras el descanso con la irrupción estelar de Robben, que contagió a todos. Fue como si el centenario fuera el suyo. Nada más salir se sintió Puskas y agarró un zurdazo en un balón suelto tras un rechace digno de Pancho: monumental. El que puso redes en las porterías lo hizo pensando en la gente de general; allí no hay red y a estas alturas seguimos reanimando a un par de espectadores. O diez. ¡Qué zapatazo! Robben salió por Granero sin que eso suponga que el chico lo hizo mal, pero sintió que era su día porque le dio a Higuaín el 0-3, provocó el penalti que Kaká transformó en el 0-4 y cerca estuvo en otro par de maniobras de fabricar el quinto. Ese fue de Raúl porque si un balón queda sueltecillo y él anda por ahí, pues acostumbra a pasar.

Manita.

Fueron cinco, la manita, una borrachera de remates y un Madrid en la segunda mitad que se aproximó al que Florentino ideó cuando pensó en este proyecto. Kaká es impresionante, a Cristiano le falta, Benzema está pero se fue cuando empezaba el show Robben, que aprovechó Higuaín con su larga caña Esos segundos 45 minutos fueron la mejor versión del equipo en lo que va de pretemporada, tiempo extraño que necesitan todos y mucho más un equipo nuevo como este. El remate es otra cosa, eso necesita menos entrenamiento, eso se tiene o no se tiene y el Madrid va sobrao. 0-5 en Alemania y un resumen claro: ¡así, así, así golea el Madrid! (Nota final: Robben no se vende y más sin Ribéry. Gracias)