Arbeloa firmó ayer y hoy se une a la plantilla

Real Madrid | El canterano vuelve a casa

Arbeloa firmó ayer y hoy se une a la plantilla

Arbeloa firmó ayer y hoy se une a la plantilla

El club estudia presentarle un día antes del Trofeo Bernabéu

Arbeloa salió del Real Madrid el 24 de julio de 2006 con rumbo al Deportivo buscando un hueco en Primera porque, según sus propias palabras por aquel entonces, "en el Madrid está muy complicado jugar ya que están los mejores jugadores del mundo". El canterano, 1.101 días después, regresa a su casa con un caché distinto que le permitirá jugar de tú a tú con los Cristiano, Kaká y Benzema. Liverpool y Real Madrid oficializaron ayer el traspaso de Álvaro Arbeloa por cuatro millones en dos plazos de pago.

El salmantino es el séptimo fichaje de Florentino después de la llegada de Kaká, Cristiano, Benzema, Albiol, Negredo, y Granero (Garay ya estaba fichado). Jugará las próximas cinco temporadas en el conjunto blanco, se incorporará hoy a los entrenamientos y se quedará en Madrid junto a los otros internacionales (Kaká, Casillas, Ramos y Albiol) para ponerse a punto físicamente. Por tanto, no viajará a Sevilla.

El canterano, a diferencia de Kaká, Cristiano, Albiol y Benzema, no tiene, a día de hoy, presentación oficial. El club esgrime que en la actualidad se acaba de cambiar el césped del Bernabéu y que no podría llevarse a cabo la escenografía empleada con anteriores incorporaciones. Pese a ser un fichaje y no una recompra (como Granero), Arbeloa tendrá que conformarse con la conferencia de Prensa que ofrecerá hoy en Valdebebas. No obstante, el Madrid estudiaba ayer la posibilidad de realizar su puesta de largo un día antes del Trofeo Bernabéu.

Trayectoria.

Arbeloa viene de jugar 99 partidos con los reds y disputar la Confecup. Este 'Erasmus' le ha servido para regresar al equipo en el que se formó durante cinco temporadas. En La Fábrica le dio tiempo a capitanear el ascenso del Castilla a Segunda, vivir dos pretemporadas con el primer equipo y debutar con el Madrid.

El club blanco vendió a Arbeloa al Deportivo por 1,3 millones de euros y la entidad gallega traspasó al jugador seis meses después al Liverpool por 3,9 millones (el Madrid ingresó 1,3 millones de euros por este fichaje por los derechos de formación). Al jugador le quedaba un año de contrato con los reds, pero las necesidades de Pellegrini en defensa le han traído de nuevo a casa.