Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Leandro Cabrera es nieto de la leyenda 'Pepe Sasía'

Liga BBVA | Atlético de Madrid

Leandro Cabrera es nieto de la leyenda 'Pepe Sasía'

Leandro Cabrera es nieto de la leyenda 'Pepe Sasía'

dani sánchez

El uruguayo tiene en la sangre el gusanillo del fútbol. El abuelo materno de Cabrera es 'Pepe El Grande', uno de los futbolistas más famosos de Uruguay que jugó en los equipos importantes del país (Peñarol, Defensor y Nacional).

Leandro Cabrera lo del fútbol lo lleva en la sangre. Y de qué modo. El reciente fichaje atlético es nieto por parte de madre de José Francisco Sasías, o lo que es lo mismo, El Pepe Sasía. Éste fue y ha sido uno de los jugadores más importantes del fútbol uruguayo. Empezó, con 15 años, en 1949 y se retiró en el 70. Formó parte de los tres equipos charrúas más relevantes, Defensor, Peñarol y Nacional, y de los argentinos Boca, Rosario y Racing. Lo hizo gracias a su gran calidad técnica y a su fortaleza, era un portento físico. Ambas cualidades le valieron el apodo de Pepe El Grande.

Así pues, Cabrera tiene un referente en su propia casa, aunque no logró convivir demasiado con su abuelo: "Falleció cuando yo era pequeño, pero hay gente que le conoció en su época de jugador y ahora me reconoce a mí como su nieto. Eso es algo que me produce mucho cariño. Estoy muy orgulloso de ser nieto suyo".

Pero no sólo su figura fue conocida por su juego. También por su carácter irreverente, propio de los genios del balón. Era capaz de marcar un penalti sin carrerilla, sólo andando, y dejando al portero parado como si fuera una estatua de sal. Y también era capaz de devolver naranjazos en el estadio Puerto Sajonia del Olimpia, en Paraguay. Fue en las semifinales de la Libertadores de 1961. Allí, cuentan que entre la lluvia de cítricos, Sasía jugaba con las naranjas que caían, luego peló una, se la comió y devolvió las mondas a las gradas.

Cuando habla de él, Cabrera se deshace en elogios hacia su antepasado. Y es que El Pepe se cansó de hacer goles en la época dorada de Peñarol, con el que ganó la Intercontinental en 1961 ante el Benfica. Por supuesto, Sasía marcó. Hizo tres goles en dos partidos de los tres jugados. El primero terminó 1-0 para los encarnados y los dos últimos, 5-0 y 2-1 para Peñarol. En el encuentro decisivo, los dos goles fueron de Sasía: "Mi abuelo fue campeón de América y del mundo con Peñarol, es espectacular".

Famoso.

La relevancia de este mito fue tal que pocos años antes de su muerte, el reconocido músico y compositor uruguayo Jaime Roos le homenajeó con su canción Al Pepe Sasía: "Jugador jugador que echaba el resto donde hubiera que largar, con pelota o sin pelota, terror del área penal".