Temas del día

Florentino les obliga a pedir crédito para fichar

Liga BBVA | Real Madrid

Florentino les obliga a pedir crédito para fichar

Florentino les obliga a pedir crédito para fichar

Gestionan 35 millones que se pagarán hasta el año 2012.

El regreso de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid y la aplicación de una ambiciosa política de fichajes tiene inquieto a Joan Laporta y a buena parte del barcelonismo. Tanto, que el club blaugrana gestiona una línea de crédito para poder hacer frente a los refuerzos que pidió Pep Guardiola al cerrar la pasada temporada, la del triplete. Según informó el diario El País días atrás, la directiva ultima la renegociación del crédito sindicado que una decena de entidades bancarias le concedieron hace seis años, cuando Laporta accedió a la presidencia. Esta nueva póliza crediticia, que según la citada fuente podría estar lista antes de un par de semanas, será de 35 millones de euros, más la ampliación de lo que se conoce como tramo B de 113,5 a 120 millones, destinados a proveer las actas fiscales levantadas al Barça durante la presidencia de Josep Lluís Núñez.

Un aumento de las primas por títulos de 14 a 39 millones, el pago de 60 millones a Sogecable por derechos televisivos y los 30 millones derivados del conflicto del club con Audiovisual Sport y TV3, todo ello ha desequilibrado la tesorería blaugrana, hasta el punto de que, hoy por hoy, fichajes como los de David Villa o Franck Ribéry resultan imposibles sin la ayuda de un préstamo bancario.

Futuro.

La nueva póliza de crédito que gestiona la directiva del Barça tendrá como fecha final de pago el año 2012. Si se tiene en cuenta que Laporta y su actual junta dejarán el poder la próxima primavera, como marcan los estatutos, y que el presidente ya no podrá presentarse a la reelección, es evidente que la deuda que se contrae hipoteca a la entidad mucho más allá de donde acaba la responsabilidad de los actuales gestores.

El club presentará un superávit de entre dos y seis millones del ejercicio 2008-09.

Una cena en busca del delfín

La directiva del Barça en pleno se reunió la noche del lunes en el Camp Nou, para cenar y debatir un asunto que genera debate interno: la sucesión en la presidencia. Joan Laporta no podrá presentarse en 2010, y suenan como candidatos el vicepresidente segundo, Jaume Ferrer, y el recién incorporado directivo Xavier Sala. A Laporta le hubiera gustado que Alfons Godall fuera su delfín, pero no será así. Hay directivos molestos con la precipitada entrada de Sala, a quien algunos ven como un personaje estrafalario y que genera controversia entre la afición.