"El Valladolid tenía un equipazo y mereció ganar aquella final"

Liga BBVA | Valladollid

"El Valladolid tenía un equipazo y mereció ganar aquella final"

"El Valladolid tenía un equipazo y mereció ganar aquella final"

jonathan gonzález

Efemérides blanquivioletas. Ayer se cumplieron 25 años de la Copa de la Liga que logró el equipo pucelano ante el Atlético. También 20 de la final de la Copa del Rey ante el Madrid. Se rindió merecido homenaje con muchos de los protagonistas.

El Valladolid es un club humilde, pero en sus 71 años de historia y 39 temporadas en Primera División puede presumir de tener en las vitrinas de su estadio uno de los títulos más importantes del fútbol español. Ayer se cumplieron 25 años de la conquista de la Copa de la Liga ante el Atlético de Madrid (3-0) y AS y la SER rindieron merecido homenaje a tal efeméride con muchos de los protagonistas de aquel partido de vuelta de la final en el Nuevo José Zorrilla. Fernando Redondo, el otrora entrenador, y los míticos ex jugadores Minguela, Moré, Gail y Antonio Santos se congregaron en el restaurante 'La Criolla' para recordar y conmemorar aquel 30 de junio de 1984.

Si '20 años no es nada', como dice el famoso tango, 25 serán algo más, aunque los cinco protagonistas, por los que no se les nota demasiado las fisuras del tiempo, aún tienen frescos muchos recuerdos del partido. "Parece mentira que hayan pasado 25 años, el tiempo vuela, pero tengo aquel partido en la memoria como si hubiera sido ayer", afirmó Minguela, que enseguida dio paso a Pepe Moré, el gran capitán pucelano que alzó la Copa al cielo de Valladolid: "Esa foto mía alzando la Copa que algunos periódicos han publicado, entre ellos el AS, la tengo desde entonces en un marco precioso en un lugar preferente en mi casa. Fue un momento imborrable para todos".

En aquella Copa de la Liga, el Valladolid se deshizo del Betis, Sevilla, Zaragoza y en la final, también a doble partido, del Atlético de Madrid. "Merecimos la victoria en los dos partidos, pero es que teníamos la sensación en la plantilla de que en aquel torneo hubiéramos ganado a cualquier rival", espetó Gail; Moré dio más detalles del encuentro: "Fue muy igualado, pero conforme pasaron los minutos, nosotros adquiríamos ventaja, porque anímica y físicamente estábamos mejor que el Atlético. Es curioso como en la Liga nos salvamos en las últimas jornadas, pero éramos conscientes de que aquel torneo era nuestra oportunidad de hacer algo grande y lo logramos". Fernando Redondo fue más allá: "Yo creo que hicimos mejor partido en el Vicente Calderón que en Zorrilla, a pesar de que empatamos a cero en Madrid. La final se ganó porque aquel Valladolid era un equipazo, más que el estadio estuviera a rebosar y la afición nos llevara en volandas, que también. No tengo dudas de que aquel equipo del 84 y el del 62, con Ramallets de entrenador, que quedó tercero empatado con el cuarto, el Oviedo, son los mejores de la historia de la entidad. Es más, porque el Valladolid es históricamente un club vendedor, pero si a la temporada siguiente no se hubieran ido muchos de los jugadores importantes, ese equipo hubiera podido llegar muy alto".

Además de Minguela, que salió en la segunda parte y marcó el tercer gol que sentenció la final, Moré, Gail (Antonio Santos no llegó a jugar), la alineación la completaban Fenoy, Richard, García Navajas, Aracil, Jorge, Eusebio, López, 'Pato' Yáñez, 'Polilla' Da Silva y Fortes, que saltó al campo a siete minutos para el 90 y que fue autor, en la prórroga, del segundo tanto vallisoletano (el primero fue del rojiblanco Votava en propia puerta). Precisamente, para el extremo barcelonés también hubo especial recordatorio. "Era un fenómeno. Siempre que salía al campo, revolucionaba el partido", afirmó Santos, y Minguela apostilló con cierto toque humorístico: "Pero es que revolucionaba también el vestuario desde que llegaba".

En directo.

La tertulia alcanzó su clímax cuando intervinieron en directo, vía telefónica, Patricio Yáñez, desde Chile, y Jorge Da Silva, en Uruguay. "Es especialmente emotivo saludar a mis ex compañeros y al entrenador Fernando Redondo, después de tantos años. Aquel día creo que no lo olvidaremos nunca, ni tampoco aquella temporada. Se hizo un gran equipo y, sobre todo, lo que había era un gran vestuario; a lo mejor no quedábamos para cenar habitualmente, pero sí que estábamos muy unidos", expresó el 'Pato', que alterna su participación como comentarista en distintos medios de comunicación de su país con la gerencia en una Corporación de Deportes. Da Silva, que triunfa como entrenador en Defensor de Montevideo, también mandó un cordial saludo para todos y se deshizo en elogios hacia Redondo: "Fue uno de los grandes artífices de aquel título. Su llegada al equipo fue un punto de inflexión en la temporada".

El propio Redondo, Gail, Santos, Minguela y Moré escuchaban atentamente al chileno y al uruguayo, les correspondieron con otro cariñoso saludo y se rieron cuando 'Pato' Yáñez afirmó que "aún me pongo las espinilleras cuando me acuerdo de Antonio Santos". Los cinco protagonistas en 'La Criolla' recordaron cuándo fue la última vez que hablaron con ambos y cómo era, sobre todo, el extremo derecho chileno. "'Pato' era un velocista", reveló Moré, al que completó Redondo: "Tenía el récord de los 100 metros juvenil en su país". "La verdad es que funcionaba, si cabe aún más, cuando jugábamos fuera de casa, porque nosotros cedíamos terreno al rival y su punta de velocidad y su regate en carrera eran más visible", afirmó Gail; Antonio Santos fue rotundo: "Podía haber sido el mejor extremo derecho de Europa, porque condiciones tenía, pero yo creo que le faltó ambición".

Más ilustres.

En el homenaje de los 25 años de la Copa de la Liga no podía faltar el entonces presidente del Valladolid, Gonzalo Alonso. Por teléfono, desde Benidorm, no dudó al afirmar que fue una noche imborrable y contó lo que le soltó en el palco Vicente Calderón, su homólogo en el Atlético de Madrid, cuando el Valladolid iba ganando 2-0: "Que como podía tener un equipazo así, que si es que me dedicaba al tráfico de drogas... Mi política era la de retener a todos los jugadores importantes que pudiera. Tuve que vender a Gail al Betis por ocho millones, pero Minguela era algo muy especial para el club y no le dejé marcharse". El aludido, Minguela, afirmó que ya le había perdonado, pero no esconde que le hubiera gustado mejorar en su carrera, al igual que Moré, que también se retiraría como blanquivioleta, aunque tuvo ofertas importantes.

El último protagonista que se sumó a la tertulia conmemorativa fue Ramón Martínez, entonces secretario técnico del Valladolid, que ahora ha vuelto al organigrama técnico del Real Madrid con Florentino Pérez, que también alabó el equipo que tenía entonces el Valladolid, personificándolo en Moré, al que calificó de "jugadorazo, menos valorado de lo que se debería".

Segunda efeméride.

Ayer 30 de junio también se cumplieron 20 años de otro momento histórico del Valladolid: la final de la Copa del Rey, en el Vicente Calderón, ante el Real Madrid. De los cinco protagonistas de la tertulia, Minguela era el único que también participó en aquel partido: "También merecimos haber ganado aquel partido, pero Gordillo, que encima la pegó con la espinilla, tuvo la suerte de marcar muy pronto y nosotros no, y eso que Peña y Alberto habían tenido ocasiones claras delante de Buyo".

Las tertulias de 'La Criolla' pusieron el punto final a la temporada con una celebración especial y con un deseo firme: celebrar más títulos o momentos históricos positivos. Ojalá.