"El que llega y tiene que demostrar algo soy yo"

Liga BBVA | Sporting

"El que llega y tiene que demostrar algo soy yo"

"El que llega y tiene que demostrar algo soy yo"

Juan Pablo Colinas consiguió su objetivo de seguir en Primera División, para lo que tuvo que ceder una parte de su ficha en las tres temporadas de contrato en las que quedó vinculado al Sporting, para poder rescindir de esa forma su compromiso con el Numancia.

Juan Pablo Colinas, nuevo guardameta del Sporting, se encontraba ayer en Milán, de vuelta de unas vacaciones en Croacia. El portero leonés tiene programado regresar hoy a su casa, aunque no tiene fijada aún la fecha para su presentación en Gijón.

Juan Pablo está "contento, porque ya se llegó a un acuerdo", si bien prefirió abstraerse "y disfrutar de las vacaciones, que es lo que debía hacer, ya que el acuerdo no dependía de mí". El cancerbero leonés recuerda que "otras temporadas, el Sporting se había interesado por mis servicios, pero en esta ocasión me pilló de sorpresa". Incluso se fue de vacaciones "pensando en las dos temporadas de contrato que todavía me quedaban en Soria".

El nuevo portero rojiblanco aceptó la oferta gijonesa, porque le permite "seguir en Primera, Gijón está muy cerca de León y el Sporting siempre fue un referente, porque desde pequeño nos enfrentamos en categorías inferiores". Para dejar el club numantino, Juan Pablo tuvo que pagar la cláusula de rescisión, que era de 600.000 euros, con una pequeña reducción, si bien la cantidad fue asumida por el Sporting y por el jugador, quien subrayó que le quedaban "dos años de contrato, tengo que agradecer el esfuerzo que hizo el Numancia y asumo encantado la parte que me corresponde para irme al Sporting".

Juan Pablo se incorpora al club gijonés concienciado de que va "a competir con Cuéllar por un puesto". Según puntualizó, sabe a dónde va, "él jugó el año pasado, colaboró de forma decisiva para lograr la permanencia, lo hizo muy bien y no tiene nada que demostrar, porque el que llega y el que tiene que demostrar cosas y ganarme el respeto que Cuéllar ya tiene soy yo ". Por otro lado, Juan Pablo no le dio demasiada importancia a los 79 goles recibidos por el Sporting en la pasada Liga, ya que "al Numancia también le marcaron bastantes". Según matizó, no le importa que le metan "cuatro goles, si el equipo suma marca, pero en equipos modestos es importante mantener la puerta a cero".

Seguimiento.

Juan Pablo mantuvo un minucioso seguimiento a la temporada del Sporting, ya que "era uno de los equipos que luchaba por nuestra zona". Según analizó, le pareció "un equipo muy dinámico, al que le gusta jugar al fútbol, tiene gente rápido y es extraño que ganaba o perdía, pero no empataba". Asimismo, agregó que "el esfuerzo de los jugadores fue extraordinario para mantener la categoría y también el respaldo de la afición". Juan Pablo hizo referencia a que "todo el mundo conoce a la afición del Sporting y del apoyo que le da en todos los partidos". El leonés recuerda que le tocó "vivirla como rival y se nota que cuando se pasa mal, esa ayuda da mucha fuerza para lograr una victoria".

El portero leonés es una de las debilidades de Emilio de Dios, director deportivo rojiblanco, quien ya recomendó su contratación en otras dos ocasiones. Entonces, la situación económica del Sporting no lo permitió. Ahora, a la tercera fue la vencida.