Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
Khimki Moscú KHI

87

Milan MIL

79

FINALIZADO
Anadolu Efes IST

90

Zenit San Petersburgo ZEN

88

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

105

Alba Berlin ALB

106

Final ATP World Tour
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
FINALIZADO
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
6 3
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
7 6
Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

1

Lanús Lanús LAN

0

Del 'cuadrado mágico' a la 'dupla dinámica'

Copa Confederaciones | Brasil

Del 'cuadrado mágico' a la 'dupla dinámica'

Del 'cuadrado mágico' a la 'dupla dinámica'

reuters

Brasil basa su nuevo esquema en Kaká y Robinho.

Brasil está seria, se le acabó el glamour y casi las sonrisas, las escapadas de Romario, Ronaldo o Adriano. El rancio Dunga, aquel centrocampista reflexivo y sin piedad, ha profesionalizado a la canarinha, aunque para ello hasta le quitara la esencia, el corazón alegre. Eso se nota fuera del campo y también dentro de él. Lejos quedó aquel cuadrado mágico, un equipo roto en el que defendían pocos y atacaban Adriano, Kaká (antes Rivaldo), Ronaldo y Ronaldinho, cuando éste era del Barça y presumía de mejor del mundo. Aquel esquema, vencedor cuando se gestaba en Corea 2002 y náufrago en Alemania 2006, ha dado paso a un once más parecido al que el propio Dunga capitaneó, triunfante, en EE UU 1994. Contención en el centro del campo y chispazos letales arriba.

Gilberto, Elano y el ex racinguista Melo, que despunta en la Fiorentina, vigilan el centro del campo mientras un nuevo madridista y un ex blanco, Kaká y Robinho, inventan un poco más arriba, surtiendo de balones al nueve de turno. Los brasileños ya les han puesto apodo: la dupla dinámica. Robinho es el jugador más usado por Dunga (en 39 de 40 partidos) y Kaká, el tímido, su proyección sobre el campo, la imagen de rectitud de esta Brasil sin apenas sonrisa. Se acabaron los focos y las garotas revoloteando por la concentración. Se acabaron las colectivas, aquellas ruedas de Prensa donde hablaban todos y para todos, donde cualquier declaración de cualquier futbolista era posible.