Rubén y Abel alargan el sueño

Liga Adelante | Alicante 1 - Hércules 2

Rubén y Abel alargan el sueño

Rubén y Abel alargan el sueño

El Hércules gana el derbi ante un digno Alicante pero no le acompaña el resultado de Salamanca

El Hércules cumplió el guión en el derbi ante un Alicante digno, mucho más digno que en muchas jornadas del presente campeonato. Sin embargo, el Zaragoza también hizo su trabajo y sólo necesita una victoria más para celebrar el ascenso. Al equipo blanquiazul le queda ahora un último clavo ardiendo: que el Xerez gane esta tarde al Tenerife y que los chicharreros vuelvan a caer otra vez en las dos jornadas que restan. Complicado pero no imposible. Abel Aguilar y Rubén Navarro rubricaron una victoria sin demasiado lustre. Dos zarpazos que tumbaron a un Alicante muy enchufado. Y es que la calidad, a estas alturas, te da la vida y te la quita. Por eso el Hércules está aún poniéndoselo difícil a los tres de arriba y el Alicante está hace días en Segunda B.

A simple vista pudo parecer una victoria fácil para el que se jugaba mucho ante un enemigo hundido y plagado de canteranos. Pero ni mucho menos fue un paseo blanquiazul. Y es que el Alicante plantó cara a su enemigo natural durante muchos minutos. Granero tejió una tela de araña con una columna vertebral basada en cuatro canteranos y otros tantos zagueros experimentados. Agitó la coctelera y le dio de probar a los herculanos. El resultado fue perfecto porque el primer disparo blanquiazul entre los tres palos fue en el 43', cuando Rubén Navarro envió un cabezazo a las manos de Queco Piña. Con este panorama, la única alegría que vivió la parroquia blanquiazul fue el gol de Quique Martín, que acortaba distancias en el Helmántico.

Los ojos de Zaragoza, Tenerife y Jerez se posaban sobre el Rico Pérez y al Hércules parecía pesarle tanta expectación. Pero entonces, apenas iniciada la segunda mitad, apareció Abel Aguilar que, tras combinar con Morán, lanzó un zapatazo seco y duro. El balón impactó en el poste y se coló en la puerta de Piña. A partir de ahí empezó a acomodarse el Hércules y mucho más cuando, en el 69', Rubén Navarro cabeceó a la red un córner lanzado por Farinós. Ese fue el principio del fin del derbi en el césped y el pistoletazo de salida al duelo en las gradas. Del "¡Zaragoza, Zaragoza!" que cantaban los celestes, al ¡"A Segunda B, A Segunda B!", que respondían los blanquiazules desde los fondos.

El clásico parecía finiquitado pero un nuevo giro de tuerca de Granero personificado en otro canterano aún apretó el resultado. Pedro salió dispuesto a amargarle la tarde a los aficionados blanquiazules y por dos veces estuvo a punto de reducir distancias. Borja también lo intentó tras una buena jugada individual pero se encontró con Calatayud. Sin embargo fue Cristian, el hombre-gol del filial celeste el que puso la emoción en el clásico. Su cabezazo hizo inútil la estirada del meta y pegó miles de orejas zaragozanas y jerezanas a la radio. Un gol celeste les teletransportaba a Primera, pero aún deberán luchar. El Hércules sigue estirando el sueño.

Delibasic y Paz, lesionados

Andrija Delibasic tuvo que retirarse del campo en la primera mitad. En el minuto 26, el delantero montenegrino sufrió unas molestias musculares en el gemelo y se vio obligado a dejar su puesto a Morán. Por su parte, Abraham Paz también se retiró antes de hora por una sobrecarga en el adductor.

Mandiá "Hoy tendríamos que estar en Luceros"

Con 72 puntos, hoy tendríamos que estar en Luceros saltando y bailando. Es increíble que con estos números estemos donde estamos. Hay que dar gracias al equipo y a la afición por todo lo que están haciendo hasta ahora. No obstante, no hemos tenido nada de suerte en toda la temporada y confío en que tendremos ese golpe de efecto en lo que queda. Hay que echar el resto". - A. L.

Granero "Los chavales han estado increíbles"

Estoy muy contento con la respuesta de los chavales. Han jugado or encima del nivel esperado y han estdo agran altura. No ha habido diferencia entre los canteranos y el resto, incluidos los jugadores de nuestro rival Creo que el equipo ha plantado cara y hemos tenido nuestras opciones para empatar. El Hércules no ha tenido el control del partido y eso ha sido mérito nuestro". - A. L.