Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

La directiva se prepara para un verano movido

Liga BBVA | Athletic

La directiva se prepara para un verano movido

La directiva se prepara para un verano movido

El club rojiblanco recibirá ofertas para vender a los 'estratégicos'

El Athletic piensa más en lo que llegará a partir de julio que en el último partido frente al Valencia. El choque del próximo fin de semana en Mestalla, el que cerrará la Liga, se ha colado en un club en el que todos los esfuerzos están centrados ya en dar forma a la campaña del regreso a Europa. Y se anuncia un verano movido. El Athletic tiene intención de salir al mercado para potenciar al grupo, pero en el club son conscientes de que también hay equipos dispuestos a pujar por sus mejores futbolistas.

La columna vertebral del equipo, los jugadores a los que García Macua tilda de estratégicos, aparecen en las agendas de los mejores equipos del continente. Así que se puede dar por seguro que en las oficinas de Ibaigane van a pedir precio por Javi Martínez, Fernando Llorente y Andoni Iraola.

Hasta la fecha ningún club ha hecho una oferta formal, pero sí han existido sondeos y nada más terminar el curso se recibirán propuestas.

García Macua ha asegurado en más de una ocasión que no venderá a ninguno de los llamados estratégicos, pero también el pasado año se iba a potenciar el grupo y a una semana del inicio de la Liga se vendió a Aritz Aduriz al Mallorca para que entrase dinero en caja y se pudieran cuadrar las cuentas del ejercicio. El presidente insiste en que para que estos jugadores dejen de vestir de rojiblancos el club que quiera contratarles tendrá que pagar lo que dicen sus respectivas cláusulas de rescisión y que no está dispuesto a negociar su precio a la baja. Es una intención, aunque ya se sabe que a última hora ese planteamiento queda en papel mojado y se acepta una rebaja del precio de venta con distintas explicaciones: en el caso de Aduriz, por ejemplo, se adujo que el futbolista tuvo la última palabra y aceptó irse porque en Mallorca mejoraba su contrato.