Deli aprieta el ascenso

Liga Adelante | Hércules 3 - Tenerife 1

Deli aprieta el ascenso

Deli aprieta el ascenso

carlos rodríguez

El Hércules sentenció en la primera mitad ante 25.000 almas

El Hércules y el Tenerife merecen estar en Primera. Ambos cumplen todos los requisitos para conseguir el ascenso: un bloque compacto, una ciudad volcada, unos estilistas con calidad y jugadores que marcan la diferencia en Segunda... Sin embargo, si el ascenso se hubiera dirimido ayer en un cara a cara, a vida o muerte, el equipo alicantino estaría ahora mismo celebrándolo. Porque ante más de 25.000 almas (la mejor entrada desde el día del ascenso a Segunda), exhibieron una pegada letal. Porque en 45 minutos noquearon a un Tenerife que acumulaba 17 partidos sin perder. Porque tiene un delantero que además de marcar dos goles, asfixió él solito a los dos centrales chicharreros. Y porque enfilan los últimos cinco partidos embalados y con la mochila cargada de autoestima.

Por su parte, el Tenerife aterrizó en Alicante con un colchón de puntos y con la posibilidad de apartar a un rival directo por el ascenso. Sin embargo, vuelve a las Islas con lo puesto y con el Zaragoza y el Hércules echándole el aliento en el cogote. Otro pinchazo sería letal para un equipo que se veía con pie y medio en Primera y ahora aún deberá remar mucho para conseguir el objetivo.

Fue el partido soñado para todo herculano. El Rico Pérez presentaba un lleno virtual, el equipo no ofreció ni un atisbo de duda y encima Delibasic salió dispuesto a mandar a la jaula cualquier balón que le llegó en franqueza. Y eso que el Tenerife ofreció visos de equipo grande. De entrada, no se amedrantó ante el ambiente infernal que presentó el recinto alicantino y salió decidido a llevar el peso del partido. El Hércules esperaba atrás, quizás muy atrás. ¿Consigna del técnico o decisión de los jugadores? Los cuatro atacantes tinerfeños recibían demasiado solos entre líneas y por eso se decidieron a probar a Calatayud. Juanlu y Nino, ambos por partida doble, lo intentaron desde lejos y de paso silenciaron el Rico Pérez por unos segundos.

Pero entonces llegó el momento de Delibasic. Primero le ganó la espalda a Luna tras un gran pase de Sales. Regateó a Luis García y metió el primero. A raíz del gol, giraron las tornas y el Hércules acaparó el balón con un Farinós soberbio que incluso estrelló una falta en el larguero. Sin embargo, Richi tuvo el empate por dos veces. Demasiado perdón para Delibasic. El montenegrino se volvió a plantar solo ante el meta tras un fallo de Manolo. Vaselina de crack y 2-0. El Tenerife se tambaleaba y Aguilar le dio el golpe de gracia. Farinós volvió a ejecutar un magistral golpe franco. Luis García paró con apuros y Aguilar remachó.

Fue el punto y final aunque aún quedaban 45 minutos. Nino dejó su sello con todavía tiempo para la hombrada. Oltra se la jugó con defensa de tres pero el Hércules no mostró ni una fisura.