Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
EN JUEGO
Olympiacos OLY

66

Zalgiris ZAL

61

FINALIZADO
CSKA CSK

88

Fenerbahce FNB

70

FINALIZADO
Estrella Roja RED

72

Asvel Villeurbanne AVI

74

Final ATP World Tour
EN JUEGO
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
4 4
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
6 4
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

0

35 Años del maldito último minuto de la final contra el Bayern

Liga de Campeones | Atlético de Madrid

35 Años del maldito último minuto de la final contra el Bayern

35 Años del maldito último minuto de la final contra el Bayern

Lo firmó Hans-Georg Schwarzenbeck en el último suspiro de la final europea con un disparo lejano que batió a Miguel Reina, portero atlético, y que provocó el partido de desempate apenas dos días después y en el mismo escenario, en el que el Bayern se impuso por 4-0 con doblete goleador de Uli Hoeness y Gerd Muller.

La final de la Copa de Europa del Atlético de Madrid contra el Bayern Múnich, con aquel último minuto que significó el empate a uno y le arrebató el título en el posterior duelo de desempate, cumple hoy 35 años como un recuerdo imborrable y triste para todos los rojiblancos.

En el estadio Heysel de Bruselas, el 15 de mayo de 1974, el conjunto madrileño acarició la gloria continental. Un gol de Luis Aragonés en la prórroga, en el minuto 114, dio ventaja al Atlético con un perfecto lanzamiento de falta, pero los instantes finales castigaron con dureza al equipo rojiblanco con el definitivo 1-1.

Lo firmó Hans-Georg Schwarzenbeck en el último suspiro de la final europea con un disparo lejano que batió a Miguel Reina, portero atlético, y que provocó el partido de desempate apenas dos días después y en el mismo escenario, en el que el Bayern se impuso por 4-0 con doblete goleador de Uli Hoeness y Gerd Muller. Adelardo Rodríguez, capitán del equipo en esa final y el futbolista que más partidos ha disputado con la camiseta del Atlético, guarda "tristes recuerdos" de aquel empate a uno. "Fue un palo muy duro, porque si pierdes un partido normal y corriente, en el que han sido mejor que tú y te han ganado...", explica.

"Pero eso de que tú seas el mejor, de que hayas marcado un gol, de que ya estés mirando el reloj, de que va a pitar el final y te empaten y luego ocurre lo que ocurre, sí nos sentó muy mal. Anímicamente, aquel gol nos mató", continúa Adelardo, capitán y titular el 15 de mayo de 1974, junto a Reina, Melo, Heredia, Capón, Eusebio, Ufarte, Luis Aragonés, Irureta, Salcedo y Gárate.

El equipo rojiblanco, dirigido por Juan Carlos Lorenzo, tenía enfrente al Bayern de Múnich, con el portero Sepp Maier o futbolistas como Paul Breitner, Georg Schwarzenbeck, Franz Beckenbauer, Uli Hoeness o Gerd Müller, entre otros, pero el Atlético hizo méritos para ganar el título en ese primer duelo.

"Estaba en la mano, porque jugamos un gran partido", repasa a EFE Adelardo, que recuerda una anécdota de ese encuentro: "Yo marcaba a Hoeness y entonces, cuando miró el reloj, él se fue andando hacia la banda y yo le pregunté al entrenador, porque tenía que marcarle, qué hacía yo y me dijo que siguiera encima de él.

Y, cuando llegó al final, que se iba a meter en el vestuario, metieron el gol, él salió corriendo y yo me caí al suelo". El 1-1 fue un duro castigo para el Atlético, que, según explica Adelardo, había hecho una Copa de Europa "fantástica".

No perdió ni un partido en su camino a la final, en el que dejó atrás al Galatasaray, el Dínamo de Bucarest, el Estrella Roja y el Celtic de Glasgow, por ese orden, en su viaje hacia la cita de Bruselas.

"El equipo jugó muy bien y no nos llevamos el premio final por lo que todo el mundo ya sabe y vio en aquel día 15 de mayo del 74", afirma el ex futbolista del Atlético, que posteriormente vivió la derrota en el partido de desempate, disputado apenas dos días más tarde también en el estadio Heysel de Bruselas (4-0).

"Tuvimos la mala suerte de que la UEFA hizo una prueba de cómo quedaba jugar, si se empataba, el segundo partido a las 48 horas. Y salió mal, muy mal, porque el resultado (el 1-1 del anterior encuentro) nos hundió, en el último segundo, había pasado el tiempo reglamentario y nos marcaron el empate. Lo mejor hubiera sido hacer los penaltis. Y se hubiera acabado. El fútbol, como todo el mundo dice, es así. Y es verdad", comenta Adelardo.

Comentarios

Comentarios no disponibles