Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

El mejor Drogba examina la resistencia del Barça

Liga de campeones | Barcelona - Chelsea

El mejor Drogba examina la resistencia del Barça

El mejor Drogba examina la resistencia del Barça

reuters

"Podemos batirles", advierte el delantero del Chelsea

Hace tres meses, Didier Drogba había decidido abandonar el Chelsea. El delantero toma decisiones así de drásticas y definitivas cada mes ("cada cinco minutos", decía José Mourinho), pero esta vez no había vuelta de hoja. El Inter le quiere y el Chelsea estaba de capa caída. El estilo que quería implantar Luiz Felipe Scolari tenía más de brasileño que de inglés, y los pesos pesados del vestuario (Terry, Lampard, Essien) le pidieron más intensidad en los entrenamientos e instrucciones más claras. Fue el principio del final para Big Phil. La reunión llegó a oídos de Roman Abramovich, quien actuó de inmediato y se trajo a Guus Hiddink. Desde su llegada, se ganaron puntos y se alcanzaron objetivos (12 victorias, tres empates y una derrota, semis de Champions y final de Copa). Y Drogba se implicó de nuevo en el equipo.

Nueve en 12. "Quiero ganar más cosas con el Chelsea", dice hoy, y su regreso al estado de forma es otro éxito de Hiddink. Ha marcado nueve goles en 12 partidos, y llega descansado ante el West Ham. "La Champions es el título que la afición quiere esta temporada. Nos quedamos muy cerca el año pasado. El Barcelona es un equipo muy fuerte, pero estamos confiados y sabemos que podemos batirles", anuncia el delantero marfileño.

Drogba será una de las principales preocupaciones del Barça, ante un Chelsea que buscará llegar vivo al partido de vuelta, en Stamford Bridge.

Llegan con una defensa cogida con alfileres

Tiene Guus Hiddink la duda de los laterales. Ashley Cole está sancionado y ha probado a la izquierda, en partidos oficiales o en amistosos en los entrenamientos, con Ivanovic, Bosingwa, Carvalho (que se lesionó jugando con el reserva), Belletti (el héroe de la Champions 2006 con el Barça), el joven Mancienne y hasta Essien. Tras la victoria ante el West Ham (con penalti parado de Cech, un portero que ha sufrido una crisis de confianza), Hiddink habla de atacar al Barcelona: "Jugamos contra el mejor equipo de Europa o incluso del mundo. No debemos esperar a que la tormenta arrecie, sino que tenemos que intentar hacerles daño". Con esa idea, lo más seguro es que intente adaptar cuanto antes a Bosingwa al lateral izquierdo y colocar a Ivanonic por la derecha de una defensa de circunstancias.