Real: ocasión única en la caldera del Pizjuán

Liga BBVA | Sevilla - Real Madrid

Real: ocasión única en la caldera del Pizjuán

Real: ocasión única en la caldera del Pizjuán

helios de la rubia

Si gana al Sevilla se pondrá a 4 puntos a seis días del clásico

Con la excusa de la visita del Madrid, el Sevilla ha montado un 2 de mayo. El club ha nombrado la fecha de hoy como 'Día de la Afición', Del Nido ha solicitado "un ambiente insoportable" y la movilización alcanza a los bares afines, que ofrecerán tapas a un euro y regalarán banderas si la consumición lo merece. Se anuncia 'hora feliz' en las barras del estadio (de 17:30 a 18:30), karaoke, charanga en los aledaños y hasta un hermoso globo aerostático.

Ni qué decir tiene que el Sevilla está en su derecho de celebrar una fiesta aprovechando la visita del Madrid, y hay que admitir que el programa de festejos resulta variado y seductor. Sin embargo, se desliza un evidente peligro en el hecho de mezclar la diversión con la cruzada. De un tiempo a esta parte, el Madrid despierta una animadversión en un sector del sevillismo que hubiera recomendado, además de charangas, algún mensaje pacificador. Y más aún, teniendo en cuenta el regreso de Juande al Pizjuán. Se equivoca el Sevilla si pretende abrir otros frentes al margen del fútbol porque en ellos es favorito el Madrid, experto, ya lo ha demostrado, en las batallas emocionales y en los concursos de superación.

Si nos ceñimos a la actualidad de los equipos, hay que destacar que el visitante se presenta con bajas esenciales. Pepe jugaba un papel fundamental y Robben aportaba desborde. Sin ellos el Madrid pierde músculo y sorpresa, y al problema se suman otros. A las conocidas lesiones de Sneijder y Heinze se añaden nuevos achaques. Cannavaro está tocado tras tropezar con Drenthe, aunque Juande espera alinearlo, y Huntelaar ha arrastrado molestias en el aductor durante toda la semana. Este último contratiempo lo será menos porque permitiría reforzar con Guti la posición de Gago y Lass. Metzelder será, por cierto, quien supla a Pepe.

Al ataque. El Sevilla prepara, entretanto, un once invasor. Jiménez se plantea una alineación totalmente ofensiva con Navas y Perotti por bandas y con Kanouté y Luis Fabiano en punta de ataque. El polivalente Adriano partirá como lateral derecho para minar, desde la segunda línea, la banda que defenderá Miguel Torres a pierna cambiada (diestro en lateral zurdo). En principio, no se espera un marcaje especial para las alas del Madrid (Sergio Ramos y Marcelo), bastará el público.

No está de más recordar que el Sevilla viene de sufrir tres derrotas seguidas: 0-1 con el Getafe, 3-1 en Mestalla y 4-0 en el Camp Nou. Eso indica problemas detrás del rugido. Lo del Madrid es sabido y temible: 16 victorias y un empate, siete triunfos consecutivos a domicilio. Frente a esa ola se planta el Pizjuán, donde no ha ganado en sus últimas siete visitas (seis derrotas y un empate). No hay quien aventure un resultado, pero se recomienda no moverse de la silla hasta que el árbitro pite el final. Juega el Madrid.