Esta vez Cristiano Ronaldo sí apareció

LIGA DE CAMPEONES | OPORTO 0 - MANCHESTER 1

Esta vez Cristiano Ronaldo sí apareció

Esta vez Cristiano Ronaldo sí apareció

5 días

El Manchester United se vuelve con el pase a semifinales gracias a un golazo de Cristiano de Ronaldo en un partido simple y sin el ritmo previsible del Oporto.

Después de lo que se vio la semana pasada en Old Trafford, seguro que los aficionados del Oporto pagaron su entrada pensando que su equipo, si no sacaba el billete a semifinales de la Champions League, por lo menos iba a morir con las botas puestas. Pero no. El equipo electrizante de hace siete días se vino abajo y se disolvió al séptimo minuto como un azucarillo tras un golazo de Cristiano Ronaldo, que hoy sí apareció.

El buen papel de los portugueses en Manchester (sacaron un empate a 2) y las estadísticas negativas de los ingleses en Do Dragao, hacía presagiar que esta parte del cuadro iba a decidirse tras una lucha encarnizada pero esta vez la guerra acabó antes de tiempo.

Con el campeón entre las cuerdas, el portugués Cristiano Ronaldo tuvo la enésima oportunidad de ser protagonista en un partido trascendental y en el escenario perfecto. Si CR7 fallaba, Alex Fergusson tenía cerca a su particular Bruja Avería para explosionar el encuentro. Pero en Europa, por ahora, el italiano no hace falta porque un United compacto y sacrificado se basta para seguir pasando rondas y romper estadísticas.

La batalla final se inició con un plus de motivación en los hombres de Jesualdo Ferreira que esperaban el inicio de la contienda sin conocer el sabor de la derrota en casa contra equipos ingleses. Y por ello el Oporto saltó ante las 52.000 gargantas con todas las bazas, rezando a la inteligencia de Lucho, la rapidez del Cebolla y con el gigantón Hulk con la caña preparada. Al contrario de lo que aconteció en la ida, los red devils salieron más enchufados y sin dar ningún síntoma de dudas a la hora de manejar el cuero.

Siete minutos duró el tanteo inicial. Lo que tardó Cristiano Ronaldo en tocar su segundo balón. El primero fue un taconazo a Anderson y en la siguiente jugada, el atacante se hizo con la pelota a treinta metros y sin pensarlo, soltó un latigazo seco que acabó en la escuadra derecha de Helton, que nada pudo hacer para evitar el segundo tanto de Ronaldo en lo que va de campeonato.

El Manchester ya tenía lo que buscaba, un gol tempranero y a partir de ahí, los ingleses enfriaron el partido, se aplomaron en el césped y el Oporto debía tener una oportunidad pronto si no quería ser hipnotizado por el juego conservador del Manchester. Una falta ejecutada por Bruno Alves a los 20 minutos fue la excusa perfecta para que los blanquiazules y los aficionados lusos comenzaran a congeniar. Pasaban los minutos y los portugueses empezaban a pulir su juego con mayor velocidad en las triangulaciones pero sin la contundencia final necesaria. Tras una oportunidad a la media vuelta de Lisandro, las opciones del Oporto se rebajaron a la media hora de juego cuando al Comandante Lucho González se le quedó clavada la rodilla en el césped.

Por él entró el héroe de la ida, Mariano González, y el Manchester aprovechó la indecisión para retomar el control de un partido al que se le echaba en falta las arrancadas del jugador de moda en Portugal. Hulk era una sombra perdida en el césped de Do Dragao al que sólo se le vía presionar y ante la inoperancia del Oporto, los visitantes pudieron marcharse al descanso con otro gol en el saco de no haber sido por la torpeza de Vidic, al mandar en boca de gol un balón a las nubes a dos minutos para el descanso.

Sin apenas ocasiones por parte de los locales, tras la reanudación, el Oporto intentó debilitar al United con continuos cambios de posiciones de sus atacantes para buscar el desorden defensivo de la zaga británica. La nueva estrategia trajo consigo mayor chispa en las acciones blanquiazules. Meireles intentó replicar a Cristiano con un lanzamiento parecido al del primer acto y Hulk tuvo su primera oportunidad con un disparo de falta que se estrelló en el pecho de Van der Sar.

El Oporto no intimida la puerta del United

Aun así, el Manchester parecía tener el partido bien amarrado y no se atisbaba peligro en el resultado. Pero sólo un gol ponía todo del revés. Por ello, al segundo entrenador del Oporto (Ferreira está sancionado) le vino a la cabeza los dos goles de Farías en la última jornada de la competición doméstica y le dio entrada por Rodríguez. Por su parte, Sir Alex Ferguson creyó que Nani sería la fórmula para tener mayor posesión del esférico y le metió por Berbatov.

El tiempo se escapaba sin que la maquinaria lusa diera muestras de estar al cien por cien y el Oporto agotó sus últimas bazas con un juego anárquico, con lanzamientos lejanos y casi todos de Hulk. El acoso previsible de los lusos en los últimos minutos ni llegó y el United, apoyado en una defensa sacrificada, ya espera al Arsenal en seminales para intentar hacerse con la Champions League por segundo año consecutivo.