Eusebio contra el gafe

Liga Adelante | Celta - Albacete

Eusebio contra el gafe

Eusebio contra el gafe

lalo r. villar

El Celta nunca le ha ganado al Albacete en Balaídos.

El Celta lleva dos meses inmerso en tal espiral de infortunio, que hay quien piensa que un mal de ojo se ha instalado en Balaídos. Sólo así se explicaría cómo un equipo que suma diez partidos sin ganar deja escapar una victoria fácil en Alicante en el último minuto... y de penalti injusto.

El aterrizaje de Eusebio en Vigo ha modificado multitud de aspectos con respecto a la 'era Murcia'. Especialmente, en la formas, tanto fuera como dentro del césped. El Celta de Eusebio juega bien. Quizás no tan bien como podría, pero es evidente que el trato al balón y la forma de encarar los partidos ha mejorado. Sin embargo, al final el cambio sólo ha servido para seguir igual. A estas alturas, sin victorias, de poco vale la mejoría externa. Ahora sólo cuentan los puntos.

Y para lograr ese triunfo que se resiste desde el 17 de enero, Eusebio tendrá que enfrentarse a un mal fario aún mayor: el Albacete es, a buen seguro, el equipo más gafe para el Celta. Jamás han vencido los vigueses a los manchegos en Balaídos. Sólo se midieron dos veces en Segunda y ambas cayeron del lado castellano. La última, la temporada pasada (0-1), con Noguerol en el Alba. En Primera, no mejoran mucho los números: cuatro empates y un triunfo visitante.

Diego Costa y Jonathan.

Una ventaja tiene el Celta. Diego Costa, el mayor talento del Albacete, está sancionado. El brasileño, bien conocido por la grada viguesa, hizo una de las suyas en Huesca y le dedicó unos cuantos insultos al árbitro, que acompañó con un "te voy a matar". ¿El resultado? Tres partidos de castigo.

Sí llega a Vigo, en cambio, Jonathan Soriano. El ex del Espanyol, largamente pretendido por Ramón Martínez, acabó recalando en el Carlos Belmonte. Hoy empezará en el banquillo.

Roberto Lago, Joselu y Aspas, fuera de la lista

Iago Aspas y Joselu tendrán que esperar a otra ocasión para ir convocados con el primer equipo. Los dos canteranos, que se ejercitaron a las órdenes de Eusebio en las dos últimas sesiones, se quedaron fuera de la lista. Lo mismo le sucedió a Roberto Lago, que todavía arrastra debilidad por la faringoamigdalitis que sufrió. Con la baja de Lago, Eusebio tenía 18 futbolistas justos (contando con Jordi, un asiduo ya del primer equipo) y prefirió prescindir de Aspas y Joselu. El técnico de La Seca quiere que los 23 futbolistas profesionales celestes se sientan partícipes y consideró que dejar a alguno fuera para incluir a un chaval del filial hubiese dañado anímicamente al perjudicado. El problema es que, con las bajas, las opciones de ataque son limitadas. Danilo será su recambio más ofensivo.