Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Robinho está deprimido y quiere irse al Chelsea

Internacional | Al brasileño le va a salir cara la escapada

Robinho está deprimido y quiere irse al Chelsea

Pagará una multa de 340.000 por huir a Brasil

La aventura en el Manchester City le está dando a Robinho muchos dolores de cabeza. El brasileño abandonó el martes pasado la concentración del equipo en Tenerife para irse a Brasil sin permiso y hasta mañana no se espera que se reincorpore, ya en Manchester, a la disciplina citizen. "Estoy aquí para resolver algunos problemas personales, incluído el pasaporte de mi hijo Robson", dijo Robinho a su llegada a Santos. Pero el club no le había dado permiso para viajar. De hecho, el técnico Mark Hughes le ha impuesto una multa de 320.000 libras (unos 340.000 euros).

Aunque el entorno del jugador desmiente que la espantada se produjera por la negativa de Kaká de fichar por el City, The Sun afirmó ayer que Robinho se ha cansado de esperar los fichajes que le prometieron. "A Robinho el club le aseguró que contrataría a los mejores jugadores del mundo y Kaká era el primero en la lista. El objetivo era hacer del equipo uno de los mejores del mundo, pero ahora es el hazmerreír del fútbol", dijo un "amigo íntimo del jugador" a The Sun. El tabloide asegura que esta situación ha llevado a Robinho "a ser un jovencito deprimido, que apenas tiene comunicación con Mark Hughes, y es rechazado por el vestuario, cansado de sus malabares con el balón en los entrenamientos y que acuda a los partidos en vaqueros cuando los demás tienen que ir en el traje oficial". Según este diario, Robinho habla a diario con Scolari pidiéndole ayuda. "Cuando salió del Madrid su sueño era irse al Chelsea y sus sentimientos no han cambiado".

Ahora no puede cambiar de club

Robinho le ha pedido a sus agentes que le busquen una salida del club en el presente mercado invernal. Pero el brasileño tendrá que terminar la temporada actual, ya que la normativa FIFA impide a un futbolista jugar en tres clubes distintos una misma temporada y él ya disputó la Supercopa española con el Madrid. Mientras, el City sigue sin cerrar ningún fichaje de relumbrón. Ayer fichó a De Jong, mediocentro holandés que militaba en el Hamburgo. Es la tercera incorporación invernal de los citizens tras Bridge y Bellamy.