Tres centrales y un trivote para frenar a los madridistas

Liga BBVA | Mallorca - Real Madrid

Tres centrales y un trivote para frenar a los madridistas

Manzano aparcará el 4-4-2

En la conferencia de prensa del pasado viernes, Gregorio Manzano ya avisó de sus intenciones para el encuentro contra el Madrid. El entrenador del Mallorca aseguró ante los medios de comunicación que, debido a las bajas por sanción de tres titulares fijos como son Josemi, Varela y Aduriz, iba a "cambiar la estructura del equipo". Viendo lo que probó hasta el último ensayo de ayer, el técnico jienense va a cumplir con lo prometido.

Manzano cambiará esta tarde su tradicional esquema 4-4-2, con el que afrontó el último encuentro de Liga ante al Barcelona (gráfico 2), para jugar ante el equipo de Juande con una línea de tres centrales y un trivote en el centro del campo (gráfico 1). Con este planteamiento es fácil adivinar que el preparador mallorquinista pretende protegerse del Madrid aplicando un férreo sistema defensivo no sólo en las inmediaciones del área de Aouate, que también es novedad, sino ya desde el centro del campo.

Muralla. Manzano sólo dispone de tres centrales naturales en plantilla, como son Nunes, Ramis y Navarro, y los tres van a formar parte del equipo titular. Además, el entrenador bermellón formará un trivote con Martí, Mario Suárez y Cléber Santana con una única misión encomendada: neutralizar la línea de creación de los pupilos de Juande Ramos. En ataque, Arango y Webó esperarán su oportunidad si es que ésta llega.

Esta es la primera vez que Gregorio Manzano va a aplicar en el Mallorca un sistema con tres centrales y tres centrocampistas natos. La idea es intentar mantener la portería a cero como primera y principal premisa para tener opciones de puntuar frente al conjunto madridista.